CRONICAS DE UN MÉDICO: Cuando los hombres se ponen a la altura de la mujer para homenajearlas


0

Brigada Médica Cubana en Suazilandia. Un homenaje a la mujer cubana

Desde hace varios meses el colectivo de CubaxDentro está intercambiando vía Fecebook con el doctor Eduardo Andrés González León, médico cubano integrantes de nuestra misión en Suazilandia,  pequeño estado soberano sin salida al mar situado en África entre Sudáfrica y Mozambique.

Gracias a la pluma del Dr. Eduardo, hemos accedido a varias historias vividas por los especialistas cubanos en dicho territorio, contadas todas desde sus protagonistas, las cuáles compartiremos con ustedes.

La que les dejamos en el día de hoy –primera que compartimos aunque no es la primera que nos llega, en una serie que esperamos tenga muchísimas más-, está relacionada con su celebración por el día de la mujer.

Seguir leyendo

Oda a la mujer cubana


El arte en Cuba es también Mujer.

Por: Chavdar Ferrer Sandoval

Mujer que miras desafiante el futuro y en las entrañas de tu ser sostienes la luz del universo. Cabalgas la ternura de tu fuero envolviendo las horas de sabiduría y belleza; escultura perfecta de poetas enamorados que encuentran la inspiración en los colores del tiempo.

Seguir leyendo

La mujer cubana a la vanguardia del proceso revolucionario


mujeres-cubanas-580x356

Por Abel Castillo Noriega anoriega@uci.cu

Desde 1911 se viene celebrando en la mayor parte del mundo el Día Internacional de la Mujer. La génesis de esta fecha se encuentra en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas. En este coloquio se aprobó la idea fraguada por la luchadora alemana Clara Zetkin, quien proclamaba el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Esta propuesta tenía como objetivo promover la igualdad de derechos y rendir tributo a las féminas del mundo que desde diversos ámbitos se destacaban en su quehacer diario.

Nuestro país ha contribuido a que la conmemoración de esta fecha sea un punto de convergencia de las actividades coordinadas en favor de los derechos de la mujer y de su inserción en la vida política y económica.

La realidad de la mujer cubana antes de 1959 era muy diferente a la que se exhibe hoy. Con el triunfo revolucionario comenzaba una nueva etapa en la vida de la mujer por la defensa de sus derechos y su completa incorporación a la sociedad. En ese instante quedaron atrás, los prejuicios y discriminaciones que habían sufrido en etapas anteriores. El gobierno revolucionario tuvo entre sus prioridades la transformación a fondo de la crítica situación social que presentaba la mujer, sacándola del ámbito doméstico e incorporándola al trabajo socialmente útil, reconociendo sus potencialidades y su capacidad creadora. Desde sus inicios la nueva administración tuvo como premisas esenciales el acceso universal y gratuito, a servicios sociales básicos y la satisfacción de las necesidades elementales de los seres humanos.

La mujer jugó un papel determinante durante todo el proceso revolucionario y vienen a la memoria varios nombres entre los que sobresalen “La madre de Cuba” Mariana Grajales, quien instó a sus hijos a luchar junto a los mambises en las primeras guerras de independencia. Por otro lado Melba Hernández y Haydeé Santamaría asaltaron el Cuartel Moncada, otras como Celia Sánchez y Vilma Espín subieron a la Sierra Maestra. Otro grupo participó activamente en proyectos tan nobles e innovadores como la campaña de alfabetización y continuaron batallando en las nuevas tareas que le asignó una Revolución que le brindó la posibilidad de convertir sus sueños en realidad.

La inserción de la mujer en el proceso de desarrollo del país es uno de los fenómenos sociales de mayor envergadura ocurridos durante estos años de Revolución. Las mujeres cubanas son verdaderas protagonistas de las transformaciones que tienen lugar en nuestra nación en el orden político económico y social. A la distancia de 54 años del triunfo revolucionario las Haydeé, Melba, Celia y Vilma de hoy se mantienen fieles al legado histórico de la Revolución y trabajan para desarrollar una sociedad socialista que garantice un porvenir más hermoso para todos sus hijos.

Quisiera terminar este trabajo citando las palabras que les dedicaran a las féminas dos de los hombres más geniales que ha dado esta tierra. Sobre este acápite José Martí expresó: “Cuando la mujer, culta y virtuosa, unge la obra con la miel de su cariño, la obra es invencible”.

Siguiendo la misma línea de Apóstol nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro acotó:

(…) “sin la mujer la obra ingente de la Revolución no habría sido posible. A lo largo de estos años difíciles, no ha habido tarea económica, social y política, no ha habido logro científico, cultural y deportivo, no ha habido aporte a la defensa de nuestro suelo y de la soberanía de la patria, que no haya contado con la presencia invariablemente entusiasta y patriótica de la mujer cubana. Nadie como ella ha hecho los mayores sacrificios en el período especial que estamos aun viviendo, ni se ha empinado tanto hasta convertir en hazaña el esfuerzo cotidiano”.