Trinidad, la Ciudad Museo


Ubicada en el centro sur del país. Fue la tercera villa fundada por la Corona española en Cuba, a principios de 1514. La villa se fundó con la presencia del Adelantado Diego Velásquez de Cuéllar, y fue evolucionando con rapidez, gracias a la actitud emprendedora de sus habitantes, lo cual le posibilitó ser una de las más prósperas de la mayor de las Antillas.

Trinidad es la ciudad cubana que conserva con mayor fidelidad la impronta de su pasado colonial; y gracias a sus habitantes emprendedores fue una de las más desarrolladas y prósperas de Cuba. Aún se conserva, casi intacta, la arquitectura española original, con frescas casas de puntal alto y patios interiores decorados, palacetes, impresionantes iglesias como la Parroquial de la Santísima Trinidad, calles adoquinadas y estrechas, plazas y plazuela, edificaciones con techo de barro, con estilos arquitectónicos provenientes de Andalucía y Canarias. Es por ello que ha sido bautizada como la “Ciudad Museo”.

Caminar por las calles y plazas de su centro histórico puede resultar un viaje en el tiempo, tal vez a principios del Siglo XIX cuando la villa prosperaba al calor del boom azucarero que se registraba en la Isla.

A poca distancia de Trinidad se encuentra el afamado Valle de los Ingenios. En los finales del Siglo XVIII, se acelera el desarrollo agrícola cañero debido al floreciente comercio con el resto de las islas de la región y la entrada de gran cantidad de esclavos a las plantaciones. Lo que genera la construcción de numerosos ingenios en los valles cercanos.

Hoy muestra diversas ofertas culturales y recreativas que parten de sus mismas tradiciones como puede ser la preparación de la Canchanchara, trago a base de aguardiente y miel, conocido por su presencia en los campos cubanos durante las guerras de independencia. Atractivas fiestas trinitarias de origen ibérico se celebran a lo largo del año. La Candelaria y San Blas, en febrero, La Cruz de Mayo y el Carnaval de San Juan, en junio, son muestras de una identidad cultural que incluye disfraces, procesiones, selección de la reina y sus damas, bailes, comparsas y comida típica criolla que llenan de alegría a la villa.

Fotos: Tomadas de Internet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s