¿Brasil en su laberinto?


3por: Eddy Mc Donald Torres

Desde la riqueza se juega con la pobreza, como para imitarla falsamente, a cambio de que sea olvidada por quienes medran con ella, la capitalizan, y por quienes deben luchar para revertirla.

Luis Toledo Sande

El domingo 7 de octubre se llevaron a cabo las muy promocionadas y a la vez esperadas elecciones en Brasil, el país más populoso del subcontinente, así como el más importante económica y políticamente hablando.

En la liza política, como está ocurriendo en los últimos tiempos, se disputan dos modelos filosóficos en sus antípodas. Por un lado Fernando Hadad del Partido de los Trabajadores (PT) junto a otros representantes desde el centro y la izquierda, con propuestas, más o menos similares y, en otro ángulo la ultraderecha del candidato Jair Bolsonaro (Partido Social Liberal (PSL) quien capitalizara la mayoría de los votos en la primera ronda.

Lo más llamativo en toda esta historia es lo tragicómico que resultan los ciclos, la ignorancia general y la política en particular, además de la manipulación de los instintos primarios de las personas a manos de insensatos, atraídos por la codicia.

El aspirante de la extrema derecha sumó 46,03% de los votos válidos en los comicios realizados, colocándole en la posición de favorito de cara al balotaje que se realizará el próximo 28 de octubre. En total, alcanzó más de 49 millones de electores, superando en más de 18 millones a Fernando Haddad. No obstante la ventaja obtenida por Bolsonaro es tan amplia como la polémica que ha rodeado su candidatura y carrera política.

1

El militar retirado -capitán para más señas-  quien desde 1991 ocupa un escaño en el Congreso brasileño, donde solo se han aprobado 2 de sus propuestas de legislativas, es conocido por numerosas controversias que incluyen sus declaraciones favorables a la dictadura que gobernó al gigante sudamericano entre los sesentas hasta mediados de los ochentas.

Además, en sus declaraciones se muestra racista, homofóbico y misógino. Aún así obtuvo una enorme cantidad de seguidores, ¿cómo explicar entonces ese amplio apoyo?

“La principal razón de mi voto es que no es corrupto, es honesto, transparente y tiene el coraje de encarar los desafíos para un verdadero cambio en el país”, dijo Daniela Rodrigues, una odontóloga  de 33 años al explicar sus motivaciones, de acuerdo a un análisis de la BBC sobre este asunto.

“Bolsonaro es el único candidato de la derecha, que es conservador en las costumbres y liberal en la economía. Cuando digo conservador en las costumbres no significa que vaya a retroceder en el tiempo, ni que sea cuadrado, me refiero a que (puede contener) el deterioro de los valores y de la cultura, que viene de los gobiernos anteriores y que es fruto del marxismo cultural”, añadió la joven profesional brasileña.

El analista político Jairo Nicolau, señalaba ante la convocatoria de la AFP: “Bolsonaro sale mejor entre los electores de clase alta y alta escolarización que entre los pobres”. En una reciente encuesta de Datafolha, un 45% de aquellos con estudios superiores declaraban su apoyo al ultraderechista. Entre las familias con renta inferior a dos salarios mínimos el apoyo a Bolsonaro se situaba en el 25%, mientras que aumentaba hasta el 51% entre los que ganan más de dos salarios mínimos.

También es destacable el atractivo que el político tiene entre los evangélicos, que representan más del 20% de la población brasileña y que se han convertido en una fuerza política con peso específico. De hecho, Bolsonaro logró el apoyo de importantes líderes evangélicos que en elecciones anteriores habían respaldado a los candidatos del PT, lo que significó un punto de ruptura para la candidatura de Hadad.

2

Podría en parte explicarse los resultados expuestos en la gráfica anterior, valorando los siguientes elementos:

  • Crisis institucional o del Sistema Político.
  • Un voto de castigo al PT.
  • Encausamiento y prisión a Lula da Silva, a pesar de no presentarse pruebas que lo vinculen con un caso de corrupción.
  • Anhelo de seguridad ciudadana.
  • Aspiración de eliminar la corrupción política y económica.
  • Aspirar a convertirse en clase media o alta.
  • Empleo y sobre empleo por parte de Bolsonaro y sus parciales de noticias falsas, contra Hadad.
  • Uso eficiente, de acuerdo a los intereses del candidato ultraderechista de las redes sociales de internet, especialmente de WhatsApp.
  •  Amplio apoyo de la Iglesia Evangélica a Bolsonaro.
  • Respaldo de los principales grupos económicos, financieros, mediáticos y militares al ganador de la primera vuelta electoral.
  • La izquierda brasileña dividida y aún sin superar lo que Lenin definió como enfermedad infantil.
  • La promoción de Bolsonaro como un outsider de la política, cuando en realidad lleva más de 25 años en ella.

En la economía y lo social:

Para Bolsonaro las empresas estatales deben privatirsarse, pretende disminuir el papel del Estado en la economía, asevera que se quedará con solo 15 ministerios, concibe una reducción de impuestos sobre los más ricos manteniendo el aporte igualitario para todos a pesar de las enormes diferencias de ingreso en aquel país. En su ´´programa´´ impulsa la venta de armas, lo que de por sí pone el dedo en la llaga en una sociedad bastante enferma de violencia.

image5b690045f2cb4

Por su parte el abogado y catedrático Hadad, ex alcalde Sao Paulo y ex ministro de educación en los gobiernos petistas, promueve un mayor control de las armas, incrementar los aportes sociales a los que más reciban, crear más y mejores escuelas con niveles accesibles para aquellos con menos posibilidades económicas. En política exterior, se proyecta como continuador de una política de integración y mantenerse en organizaciones como los BRICS, algo en lo que se desconoce qué haría el candidato fascista en caso de resultar vencedor.

Cuando resta una semana para la segunda vuelta, aunque prácticamente todos los análisis y especialistas apuestan a Bolsonaro como triunfador, la batalla aún no está perdida para la democracia y la sensatez en Brasil, esperemos que el pueblo de ese país no cometa los mismos errores que otros en Latinoamérica, al permitir ascender a neoconservadores en la política y la economía.

Quizás se produzcan una serie acciones exitosas tanto por los representantes del PT, así como de las fuerzas políticas captadas y, el 20 % que no se decidió por nadie el pasado domingo 7, ahora haya tomado conciencia para, más allá de las preferencias votar en contra del fascismo, la irracionalidad y la falsedad con ropaje de esperanza.

 

Referencias:

  • BBC Mundo
  • Cubadebate
  • TeleSur
  • Rebelion.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s