Las desventuras de Trump en la ONU


1

por: Eddy Mc Donald Torres

A pesar de los días transcurridos entre el discurso de Donald Trump hasta hoy, aún continúan en mi mente las risas y el ridículo de alguien que ostenta la máxima magistratura de un Estado que, por demás, es la potencia número uno del mundo. Las tribulaciones de Trump en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas son percibidas cual saga cinematográfica en su segunda parte, más del mismo guión agresivo del año anterior. No obstante debe ser analizada con mesura la retórica del gobernante norteño.

“Soy el mejor presidente del mejor país del mundo, solo favorezco a mis amigos  y niego y castigo a todos los que se oponen a mis intereses porque tengo el poder para ello. En menos de dos años mi administración ha logrado más que casi ninguna otra administración en la historia de mi país”, se pavoneaba el señor de cabello lenguado en el principal sitio de concertación diplomática a escala internacional.

Para el sociólogo estadounidense Immanuel Wallerstein en artículo publicado en La Jornada de México: “hay dos cosas relacionadas con Trump… en las que amigos y enemigos parecen estar de acuerdo. Nadie puede estar seguro de qué es lo que va a tuitear la siguiente vez. Y quiere mantenerse en el poder.”

Este importante científico social más adelante señalaba, sobre el personaje motivo de estas  líneas: “Trump ha hecho tres riesgosas apuestas geopolíticas: conseguirá que Corea del Norte se desnuclearice; será capaz de forzar a Irán a que renuncie a cualquier intento de tener armamento nuclear; desmantelará el TLCAN para beneficio de Estados Unidos”. Sintetizando “que fallará en sus riesgosas apuestas. Responderá de algún modo. ¿Pero cuál?” Considerando: “Tiendo a favorecer la predicción de sus propios intereses” y  concluía con una lapidaria frase, “pero me da miedo equivocarme”.

Volviendo al escenario de las Naciones Unidas, el magnate devenido presidente confundió los meses y el auditorio, tal vez, pensando que se encontraba haciendo un resumen de la actividad gubernamental que encabeza y realzando su figura espetaba: “la economía de EE.UU. está floreciente como nunca antes y tenemos el desempleo más bajo de los últimos 50 años”, esto ante la mirada estupefacta de los representantes diplomáticos.

2

Su hostilidad llegó prácticamente a todas las instituciones internacionales, desde el Consejo de Derechos Humanos -otrora instrumento para imponer su dominio contra pueblos y gobiernos incómodos- hasta la Corte Penal Internacional (CPI), pasando además por los organismos responsables de los derechos de migrantes, entre otros, calificándolos como espacios burocráticos administrados por la ONU a quien los Estados Unidos no cedería su soberanía.

De todas estas instancias la CPI se llevaría la peor parte al plantear: “viola todos los principios de la justicia”, asegurando que: “EE.UU. no prestará apoyo ni reconocimiento a la Corte Penal Internacional. En lo que respecta a EE.UU., la CPI no tiene jurisdicción ni legitimidad ni autoridad” ¿Será acaso que el todopoderoso le teme al escarnio público o sencillamente por su prepotencia no admite ser tocado ni con el pétalo de una rosa?

Amenazó con incumplir los compromisos económicos de su país con la ONU, justificándose con la supuesta injusticia en la relaciones de dicha entidad para con “el sufrido” gobierno de las barras y las estrellas.

La fantástica visión del mundo de Trump escaló el Himalaya al ubicar a los Estados Unidos, el mayor promotor y protagonista de conflictos bélicos en el planeta, como víctima. “Solo les pedimos que respeten nuestra soberanía”… Creemos que cuando las naciones respetan los derechos de sus vecinos y defienden los intereses de sus pueblos pueden trabajar en conjunto para lograr la prosperidad y paz”, aseveró con inquietante aplomo uno de los principales responsables de la inestabilidad global y la injerencia en los asuntos internos de los Estados.

Su relato me recuerda aquel animado de Huckleberry Hound con aquel bocadillo de “esta película está al revés” y es que en materia  de relaciones políticas internacionales se ve a sí mismo como héroe del filme cuando construye un castillo en el éter afirmando: “he forjado estrechos vínculos y amistades con líderes de todo el mundo”. Sin embargo todos conocemos que se está convirtiendo en el campeón del aislamiento, al salirse unilateralmente del acuerdo nuclear entre las 6 potencias e Irán, provocando roces que van in crescendo con sus aliados europeos, fundamentalmente con Alemania; y también con Canadá por el TLC que los favorece a ellos por encima de México y a los de la hoja de Maple.

Ni hablar de las ríspidas tensiones con China, sumergiendo al mundo en una guerra comercial de nefastas consecuencias para una economía global, ya de por sí, sumamente golpeada; o sus vínculos de odio e impotencia contra Rusia cuyo gobierno ha demostrado inteligencia en le manejo de las crisis, las sanciones en su contra y las amenazas a su seguridad nacional.

3

Como si todo esto fuera poco, arremete directamente contra Venezuela e indirectamente hacia Cuba y una vez más, sitúa al socialismo como el responsable de las desgracias tanto en estos países como en el resto del planeta.

Para suerte de todos, la intervención del presidente cubano correspondería una jornada posterior a la de Trump. Díaz Canel, en apenas 15 minutos, respondió con verdades incómodas para los poderosos y especialmente para el multimillonario anglosajón. Ante la supuesta estela de tristezas de un sistema sociopolítico que no es el paraíso en la tierra, ni tampoco se hace llamar de esa manera, el mandatario de nuestro país le recordaba al hombre del más grande y poderoso botón nuclear:

“Es absurdo, pero coherente con la irracionalidad de un mundo en el que el 0,7% más rico de la población puede apropiarse del 46% de toda la riqueza, mientras el 70% más pobre sólo accede al 2,7% de la misma; 3 mil 460 millones de seres humanos sobreviven en la pobreza; 821 millones padecen hambre; 758 millones son analfabetos y 844 millones carecen de servicios básicos de agua potable, cifras todas, por cierto, que elaboran y manejan habitualmente los organismos globales, pero que al parecer aún no alcanzan a movilizar suficientemente la conciencia de la llamada comunidad internacional, reafirmando que dichas realidades (…) son consecuencia del capitalismo, especialmente del imperialismo y el neoliberalismo; del egoísmo y la exclusión que acompaña a ese sistema, y de un paradigma económico, político, social y cultural que privilegia la acumulación de riqueza en pocas manos a costa de la explotación y miseria de las grandes mayorías.”

4

Independientemente de las brabuconadas del presidente Donald Trump y su actitud irracional con el mundo, tuvo contundentes respuestas, no sólo en el marco de la Asamblea General como la del líder cubano o la de otros mandatarios condenando el injusto bloqueo con todas sus letras, sino en el seno del Consejo de Seguridad donde, cual boxeador “asimilador”, recibió una andanada de golpes materializada en verdades disparadas por el auténtico representante de los pueblos originarios de Nuestra América, el presidente boliviano Evo Morales, quien le reclamaba que los Estados Unidos no son garantes de la paz mundial, cuando apoyan los golpes de Estado contra altos funcionarios electos por el pueblo, atizan los conflictos regionales, arman a grupos terroristas, entre otras acciones que trastocan la ética política.

Tal vez la primera muestra del irrespeto del señor Trump en su nada halagüeño andar por Naciones Unidas, fue el hecho de llegar tarde a su intervención y el día antes ausentándose a la Conferencia de paz, dedicada a Nelson Mandela, pues su prioridad estaba en una reunión interna para evaluar el tráfico de drogas. El America First y la no existencia del cambio climático constituyen elementos que modelan sus aspiraciones para un orden mundial necesitado de multilaterismo, no obstante el señor Trump  tiene una agenda con espejos para reflejarse a sí mismo, todo lo demás carece de importancia.

 

Referencias:

  • Cubadebate (www.cubadebate.cu)
  • Las razones de Cuba. (razonesdecuba.cubadebate.cu)
  • Noticiero Nacional de la Televisión Cubana. (www.cubatv.icrt.cu)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s