CRONICAS DE UN MÉDICO: Cuando los hombres se ponen a la altura de la mujer para homenajearlas


0

Brigada Médica Cubana en Suazilandia. Un homenaje a la mujer cubana

Desde hace varios meses el colectivo de CubaxDentro está intercambiando vía Fecebook con el doctor Eduardo Andrés González León, médico cubano integrantes de nuestra misión en Suazilandia,  pequeño estado soberano sin salida al mar situado en África entre Sudáfrica y Mozambique.

Gracias a la pluma del Dr. Eduardo, hemos accedido a varias historias vividas por los especialistas cubanos en dicho territorio, contadas todas desde sus protagonistas, las cuáles compartiremos con ustedes.

La que les dejamos en el día de hoy –primera que compartimos aunque no es la primera que nos llega, en una serie que esperamos tenga muchísimas más-, está relacionada con su celebración por el día de la mujer.

Por: Eduardo Andrés González León

Cuba es un país donde la mujer ha jugado un papel significativo en la historia, en la gesta de la Revolución y la independencia de la Isla. Hoy 8 de marzo del 2017 la Brigada Médica Cubana en Suazilandia no deja pasar por alto el día internacional de la mujer, fecha emotiva para un colectivo con 21 colaboradores en uno de los lugares más apartado y poco conocido en el planeta.

Desde meses atrás los pocos hombres que conforman la brigada, les habíamos organizado en secreto una actividad a las mujeres, en su mayoría todas en la brigada -pues contamos con solo 7 hombres, para 14 mujeres-. Llevamos meses reuniendo el dinero y planificando, pues es de saber que las mujeres, y más cuando de cubanas se tratan, son exquisitas con todo, pero el sacrificio no cuenta, pues una mujer se lo merece todo: aquí ellas son nuestras madres, compañeras, consejeras y jefas.

Todas pensaron que se resumiría en un acto político, sin saber a ciencias ciertas, que le teníamos preparada una sorpresa que las iba a conmocionar,  aunque como siempre, se imaginaban que algo se cocinaba. Como mujer cubana, es difícil mantenerles un secreto por mucho tiempo. ¡Cómo se la arreglan para descubrimos siempre! Pero si de algo estoy seguro, es que esta vez las impresionamos y mucho. Nadie podía imaginar que este fiel compañero aparecería encarnando el personaje sarcástico de una colaboradora nueva que llegaba de la más occidental de las provincias en cubana: Pinar del Río.

El pretexto sirvió para rememorar cada uno de los momentos cómicos y divertidos de las historias que nos ocurren en nuestro viaje de casi 72 horas desde la isla hasta el Reinado de Suazilandia. Historias que al pasar del tiempo nos hacen reír, recordando cuando a alguien nunca le llego el equipaje, cuando mandamos a buscar cosas a Cuba haciendo gala del Folclor afrocubano, porque: ¿qué cubano en otra tierra no manda buscar un gajito de abre camino, vencedor o un puro para hacer un regalo –aunque este último jamás llegue? ¿Qué cubano no se siente perdido en un aeropuerto y no quiere hablar inglés por que le da pena? ¿Qué cubano no lo han detenido por viajar con detergente, shampoo y perfume en el bolso de mano? ¿Qué cubano, aunque no sea religioso, no viaja con su Elegua encima para que al avión no le fallen los motores y si el aduanero no le trata como es debido, no dice: cuando llegue voy a llamar a mi padrino? Cosas como estas vivió la doctora Laura, quién arribó nueva a Suazilandia, producto de la imaginación e ingenio de este servidor.

Con este homenaje, los hombres cubanos les decimos a nuestras mujeres cuánto las amamos porque el cubano siempre ama a una mujer, aunque muchas veces amamos a más de una, y no piensen mal del cubano: amamos las madres, las hijas, las hermanas, las amigas. ¿Acaso no son más de una?

Trabajamos en un país donde la mujer no ha alcanzado su total emancipación y es triste ver como son humilladas y discriminadas en pleno siglo XlX por los hombres, pero las cubanas son libres en toda la extensión de la palabra. Una vez más, nuestras mujeres todas recibieron nuestro amor: le cocinamos una rica comida cubana; las deleitamos con dulces y chucherías, como a toda cubana le gusta; las consentimos; las colmamos de besos y bendiciones porque así somos los cubanos con nuestras mujeres. Llegue a todas, la más grande y sublime felicitación por este día.

1

2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s