El Nokia 6 arrasa en China


“Me entusiasma volver a escuchar la melodía de Nokia cuando enciendo el teléfono móvil. Espero que tenga éxito y que vuelva a fabricar aparatos robustos con los que se pueden partir nueces”. Así de optimista se muestra una de las primeras usuarias del Nokia 6, el terminal que nació hace unos meses en China para resucitar la marca finlandesa, en la web donde ha dejado su comentario. Y no es la única: las tres ocasiones en las que JD.com, el portal de comercio electrónico que lo vende en exclusiva, ha repuesto sus existencias, los almacenes se han vaciado en cuestión de minutos. Es más, debutó el pasado día 19 a las 10:06 horas y a las 10:07 ya se había agotado.

Desde la compañía, que ahora está gestionada por HMD Global, aseguran que no se trata de una estrategia comercial al estilo de Xiaomi. No son los temidos lotes flash en los que se pone a la venta una pequeña cantidad de terminales para dar la sensación de escasez y aumentar así el interés por el nuevo smartphone. “Hemos estado reponiendo las existencias en más de tres ocasiones, pero se agotan tan rápido que da la sensación de que son ventas flash. Ahora que el Año Nuevo Chino ha concluido y que la gente ha regresado al trabajo, es de esperar que haya más existencias en los próximos días o en las próximas semanas”, afirmó la matriz a Nokia Power User.

Actualmente, en JD se pueden adquirir los terminales, pero EL PAÍS ha comprobado que la única vía es pagando a revendedores que llegan a sumar hasta 150 euros al precio oficial, que es de 1.699 yuanes (230 euros). “Hay mucho interés por comprarlo. Hemos adquirido muchos para revenderlos, lo mismo que hacemos con los iPhone que se suelen traer de Hong Kong o con los modelos de Xiaomi que son muy difíciles de conseguir”, comenta uno de los vendedores bajo condición de anonimato. “La verdad es que no nos esperábamos esta acogida en una marca que considerábamos muerta”, remata.

Según JD, actualmente hay en torno a un millón de usuarios registrados para adquirir su Nokia 6 de forma oficial. Así que tendrán que esperar. No obstante, los primeros que lo han recibido no siempre se deshacen en halagos. De hecho, en los 14.000 comentarios de la propia JD abundan los clientes (verificados) que se quejan de la calidad del aparato. Y la mayoría prueba la veracidad de sus críticas con fotografías. “La cámara es mala y ha dejado de funcionar después de haberla utilizado solo unas horas”, se queja uno. “Al mío se le ha caído la K del logotipo trasero de la marca”, añade otro. Tres más aseguran que la pantalla se ha hecho añicos tras una leve caída. Muchos también muestran su sorpresa por la poca autonomía de la batería de 3.000 mAh.

En cualquier caso, la queja que más se repite incide en un aspecto crítico del mercado chino: la relación calidad-precio. El Nokia 6 es excesivamente caro para la calidad de los materiales utilizados y sus especificaciones técnicas. Al fin y al cabo, se trata de un móvil con una pantalla estándar de 5,5 pulgadas, un chip Qualcomm Snapdragon de gama media-baja (el 430), y 4GB de memoria RAM que ya se pueden encontrar en aparatos más completos de la competencia. Por poner un ejemplo, el Xiaomi 5 del año pasado viene equipado con un Snapdragon de gama alta (el 820), y duplica el almacenamiento interno del Nokia (128 GB) por cien yuanes menos (14 euros).

A pesar de todo, se trata de un magnífico reestreno para la marca finlandesa, cuyas acciones no paran de subir gracias a que también se multiplica el entusiasmo que provocan los dos smartphones que aparentemente presentará en el próximo Mobile World Congress de Barcelona. Por un lado está el P1, que según los rumores incluirá una gran cámara de 22 megapíxeles con óptica de Carl-Zeiss y un procesador Qualcomm más avanzado que el del Nokia 6. Teniendo en cuenta que sería un terminal de gama alta, y que competiría con el Huawei P10 y el Samsung Galaxy S8, parece que contará con resistencia al polvo y al agua y una memoria interna de hasta 256GB.

Por otro lado, varios medios chinos que citan a “fuentes anónimas de HMD” avanzan la reintroducción de la exitosa línea N de la marca finlandesa. Concretamente, Nokia podría lanzar una nueva versión del N95, que vio la luz hace una década y se convirtió en uno de sus mayores superventas. Pero aquel era un teléfono con un teclado físico deslizante y otro menú de control musical en el extremo opuesto. Actualizar esas características ahora parece complicado, pero el hecho de que dos nuevos modelos Nokia hayan pasado las pruebas de certificación rusas da alas a quienes creen en la posibilidad de un nuevo N95. La incógnita no se desvelará hasta la gran cita de la Ciudad Condal. Hasta entonces, Nokia puede estar satisfecha con su nuevo éxito en China.

Tomado de: Elpais.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s