ETECSA: un sí por el servicio pero ojo con el procedimiento


telefonía movil en cubaPor: Dunnia Castillo Galán/Cubahora

Desde mediados de 2015 la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) oferta un nuevo servicio a los usuarios de la red prepago: la transferencia de saldo entre clientes. Siguiendo una serie de comandos es posible compartir el dinero disponible en la cuenta principal con quienes deseemos, lo que para muchos cubanos constituye una excelente posibilidad.

Aprovechando esta opción hace unos días intentaba compartir el capital de mi línea con mi esposo, cuando me percaté de que en algún momento, en aras de la seguridad, había cambiado la clave que por defecto trae el servicio —la combinación numérica 1234— y no la recordaba. Me resultaba imposible lograr mi cometido sin la ayuda de la empresa de telecomunicaciones.

Felizmente, resolver mi problema no costó más que dos llamadas telefónicas —al 118 para informarme y a Cubacel—, responder algunas preguntas y esperar cinco minutos. Sin embargo, esta misma facilidad me dejó pensando en la vulnerabilidad a que estamos sometidos todos los usuarios del servicio, pues las interrogantes realizadas para confirmar que era realmente yo la titular de la línea y no una impostora fueron: nombre, fecha de nacimiento, dirección y saldo disponible, datos que —exceptuando el último—, son visibles por cualquier persona con acceso a la base de datos que tan libremente circula en la calle bajo el nombre de Guía de ETECSA. A lo que debemos agregar que saber el saldo no lleva más de medio minuto para teclear el comando definido.

Si bien mi reflexión no pretende instar a la eliminación del servicio para recuperar la clave, el cual constituye una ventaja al permitir realizarlo de forma rápida, sin desplazarse físicamente y evitando las molestas colas; las miradas de los directivos de Cubacel debe necesariamente enrumbarse hacia cómo dar mayor seguridad a sus usuarios incorporando al cuestionario algún detalle que sea solo del conocimiento del propietario, en mi opinión. Tal vez el número pin u otro elemento que aparezca en el contrato.

Amén de las posibilidades que se ofrecen con el surgimiento y auge de las nuevas tecnologías, no es posible descuidar la seguridad de los procesos, pues no debemos estar exentos de los casos de ciberdelitos que a diario se reportan en el mundo; además, si una aspiración del país es conectar a sus ciudadanos, ya debe irse pensando en la inclusión, dentro del código penal, de los delitos informáticos, para evitar que acciones de esta índole no estén legisladas y por tanto no puedan ser sancionadas.

Las historias de hackers no son solo leyendas de otros. Toda medida de seguridad es poca en materia de proteger al cliente. Como pude comprobar, sin ser un profesional en la materia es posible tomar malintencionadamente el teléfono de otra persona y —si este no le ha declarado alguna medida de seguridad para acceder a él— pretender transferir el saldo que posee. De aquí que el tema lleve necesaria y rápidamente la revisión de los implicados en función de la seguridad de los usuarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s