Fidel


fidel castroPor: Lilian Cid Escalona

Es un día raro, triste.  Lo es para Cuba, para los cubanos que nacimos, crecimos o vivimos en esta época contemporánea a Fidel.  Pero también se percibe la tristeza en las más diversas latitudes del planeta. Y es que hasta quienes nunca lo quisieron bien, se han visto doblegados ante el poder de su mirada y la coherencia de su pensamiento. Ese que no tiene de fronteras, ni entiende de misiones imposibles.

Fidel es un ser humano único.  Un líder inigualable.  Un mito.  De los que no mueren porque han venido al mundo con la misión de no abandonarnos jamás.

El 25 de noviembre de 2016 es, y será para siempre un día raro, un día triste. Como también lo serán el 26, el 27 y otros tantos.  Lo serán porque la ausencia de su físico pesa, pero a su vez serán jornadas de reafirmación revolucionaria, donde todos los cubanos dignos ratificaremos el compromiso para con nuestro país y la defensa de nuestras convicciones.

Fidel se ha hecho inmortal, y con ello, sus ideas, su ejemplo y la fuerza de su obra cobrarán una mayor trascendencia, si cabe.  Fidel es luz, faro y guía. Cuba, de su mano, se convirtió en un halo de esperanza para todos los que en cualquier rincón de este planeta luchan por la libertad, la igualdad y la justicia.

Fidel es eterno y vivirá para siempre, como su Revolución, como nuestra Revolución.

Descanse en paz Comandante. Gracias por todo.  Gracias, por tanto, Fidel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s