Elecciones Made in USA: ¿“Trumpada” de Trump? (II Parte)


gettyimages-613700248

Por: Eddy Mc Donald Torres

La polémica en torno a las victorias de Donald Trump en la liza presidencial y de los republicanos en el Congreso de los Estados Unidos, es materia prima de comentarios en la prensa internacional, del primero constituye noticia la no aceptación por parte de un porciento para nada desdeñable de la sociedad que protesta en las calles ante el resultado electoral del pasado martes, así como que muchos analistas hasta hoy se preguntan cómo pudo haber salido airoso -´´contra todos y todo´´-, el millonario neoyorkino.

Algunas razones fueron descritas en el comentario anterior, mas, considero deben señalarse otras que no se tocaron con profundidad, no obstante es menester apuntar sobre la información en el primer párrafo que el señor Trump ganó las elecciones por el voto mayoritario de los compromisarios pero la Clinton lo aventajó en el voto popular por casi dos millones, fenómeno que ocurre por segunda ocasión en apenas 16 años, en ambas oportunidades sonriendo la victoria a los republicanos sobre los demócratas. Esto supone una contradicción para muchos estadounidenses de a pie, desconocedores del funcionamiento de su sistema político en general y electoral en particular.

Ahora está en la mira este sistema para elegir presidentes, la tan cacareada democracia del país de las libertades –como suelen autoproclamarse- hace aguas y se inicia un debate sobre su permanencia. Esta que fue desde hace 240 años la manera que encontraron los ricos para que los esclavistas se aseguraran en el poder; además debe destacarse un dato curioso, este sistema electoral fue puesto a prueba en Cuba durante las primeras décadas del siglo XX y es precisamente lo que se puso en marcha hasta estos momentos en los Estados Unidos de América.

El presidente de la incertidumbre, tal como es acuñado Trump, ha despertado pasiones encontradas, de un ángulo del asunto están quienes rechazan sus consistentes anhelos de deportar a inmigrantes, lo más reciente fue que plantea expulsar a unos tres millones de personas, fundamentalmente mexicanos y, que levantará el ya famoso muro entre ambos países. Sin embargo en las antípodas de estas posiciones están trabajadores, una parte de la clase media, además de un número notorio de inmigrantes nacionalizados o establecidos que apoyan estas políticas de choque. Cada vez se confirma la tesis de que un sistema como este destruye las conciencias y deforma las almas.

A pesar de estos elementos me surgen varias interrogantes, sobre el enfrentamiento del ahora presidente electo y la clase política de Washington, sea cual fuere su filiación partidista, pues ¿acaso el verdadero poder no está representado en el Club Bilderberg (foro donde se concentra más de un centenar de las figuras más influyentes del mundo para decidir políticas)? ¿Realmente se les fue de las manos Donald Trump o lo tenían previsto también en el complejo tablero de ajedrez político? De lo contrario cómo explicarse que no ganara el voto popular y sí el de los delegados, aquellos que son la clase política.

Un asunto del que se comenta muchísimo por estos días, está relacionado con la publicidad y la forma de desarrollar la campaña, el equipo del mandatario electo, supo utilizar con inteligencia las redes sociales, baste señalar que el magnate cuenta con cerca de 30 millones de seguidores, en Facebook –acusado de interferir en las elecciones- y Twitter, así como otras de las modernas maneras de comunicarse, prácticamente (afirmaba el mismo Trump) las informaciones de los medios tradicionales resaltando escándalos le generaron una publicidad gratuita, es decir, gastó mucho menos que sus otros contrincantes y estuvo más tiempo en los medios que los demás, se demuestra también que no hay publicidad mala, toda sirve, máxime para elegirse como emperador del mundo.

Algunos analistas de renombre andan lanzando la tesis de que Trump será expulsado por sus propios correligionarios, porque no puede ser controlado por la cúpula del partido y, para que un hombre ´´políticamente correcto´´ de acuerdo a los estándares conservadores como su vicepresidente, Mike Pence, asuma la presidencia. Esto no es descabellado y me inclino a pensar que pudiera convertirse en una jugada calculada. Veremos entonces, cómo evolucionan los acontecimientos, al decir de Walter Martínez, en pleno desarrollo, una vez más, tiempo al tiempo.

6 comentarios en “Elecciones Made in USA: ¿“Trumpada” de Trump? (II Parte)

  1. Una vez más vemos el resultado de un sistema político-social deformado que se disfraza de “democracia”. Ahora se encuentra a un paso del “poder político” Donald Trump, ¿cómo será su accionar? eso es todo un misterio, pero lo que está claro es que no será para nada mejor que sus precedentes que como la historia señala han respondido a los intereses de la burguesía norteamericana. El artículo señala que pudiera suceder que Trump sea expulsado por sus correligionarios porque no puede ser CONTROLADO por la cúpula del partido lo cual demuestra como se mueve el “poder” en la élite estadounidense. Sólo nos queda esperar y observar, y dejar que el tiempo muestre la verdadera cara de este posible emperador del caos.

  2. No hay que anticiparse a los hechos, es verdad que hay que ver un poco mas delante que los ojos, pero esta nueva presidencia es toda una caja de sorpresas y así como nos sorprendido el nuevo presidente creo que también nos puede sorprender cambios que ni de lejos, ni cerca se esperan. Fue evidente un cambio desde el principio de sus elecciones hasta que este fue elegido, pero pudo bien ser manipulado, cosa que solo el conoce, no me atrevo a adivinar o decir nada de lo que pueda suceder en unos pocos meses de empezar su presidencia o en los primeros años, lo que si es seguro que es una experiencia repetida en cuanto a las elecciones y una situación completamente nueva para vivir con el pueblo de los estados unidos en cuanto a este nuevo presidente y como bien dice el articulo “tiempo al tiempo”

  3. No hay que anticiparse a los hechos, es verdad que hay que ver un poco mas delante que los ojos, pero esta nueva presidencia es toda una caja de sorpresas y así como nos sorprendido el nuevo presidente creo que también nos puede sorprender cambios que ni de lejos, ni cerca se esperan. Fue evidente un cambio desde el principio de sus elecciones hasta que este fue elegido, pero pudo bien ser manipulado, cosa que solo el conoce, no me atrevo a adivinar o decir nada de lo que pueda suceder en unos pocos meses de empezar su presidencia o el los primeros años, lo que si es seguro que es una experiencia repetida en cuanto a las elecciones y una situación completamente nueva para vivir con el pueblo de los estados unidos en cuanto a este nuevo presidente y como bien dice el articulo “tiempo al tiempo”

  4. Solo nos queda esperar para conocer las nuevas políticas que implementará el gobierno estadounidense a partir de la presidencia de Donald Trump que como se refiere en el artículo llego a la misma gracias a que ganara el voto de los delegados que son la clase política del país aunque no el voto popular por una no despreciable cifra de casi 2 millones de votantes que demuestra que el sistema político estadounidense no es tan democrático como lo quieren hacer creer .

  5. Solo queda esperar las nuevas políticas que implementará el gobierno de los Estados Unidos a partir de la presidencia de Donald Trump que a pesar de haber perdido en el voto popular por una no despreciable cifra de casi 2 millones de votantes ganó por el voto mayoritario de los compromisarios que son la clase política de este país fenómeno que ocurre por segunda ocasión en apenas 16 años, en ambas oportunidades sonriendo la victoria a los republicanos sobre los demócratas y favoreciendo la presidencia del muy también criticado presidente Bush que es considerado uno de los peores de la historia de esta nación , esto demuestra a las claras que el sistema político estadounidense no es tan democrático como lo quieren hacer creer los grupos de poder en este país.

  6. Es importante destacar que algunas personalidades conocedoras de la política norteamericana ya habían visto venir el triunfo de Trump, como lo es :el reconocido director de cine Michael Moore, creo que tenían sus razones muy lógicas para pensarlo ya que según ellos Trump fue la respuesta de una parte del pueblo norteamericano que se ha sentido resentido con los últimos gobiernos del país. Lo tomaron como un chiste desde el principio y ese fue el error de sus contrincantes por la carrera a la Casa Blanca, nunca fue un chiste, Trump es una figura pública muy reconocida en Estados Unidos , una estrella de los medios de comunicacioó a los que supo usar a su favor en la contienda, supo usar el resentimiento de muchos sectores del país con el viejo establishment que representa Hilary Clinton,para muchos Trump representa algo nuevo, que si no será algo bueno si esperan que sea algo distinto a lo que han sido los anteriores gobiernos.Pero como dijo Obama en una entrevista realizada por un periodista después de la visita formal de Trump a la Casa Blanca:
    “no es el fin del mundo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s