¿Se cambia una revolución desde afuera?


mr11Por: Martha Luisa Gala Rodriguez (@Marticacuba)

Frecuentemente en las redes sociales se generan interesantes debates sobre la vida social, cultural y política de Cuba. Este último con un marcado interés en la desacreditación de los líderes históricos de la Revolución Cubana. 

Coincidentemente hace unos dias recibí una notificación de la red social Facebook sobre la “interesante” historia de Laura Pollán, una cubana que supuestamente fue asesinada por los hermanos Castro, aún no me explico como llego a mi buzón de correo este mensaje tan desagradable.

Resulta ser que la famosa Laura perteneció al grupo opositor de las Damas de Blanco, el mismo que se pronuncia por los derechos humanos en Cuba, creo que fue la lider.

Al leer el pequeño comentario no vacilé en darles mi opinión sobre el tema y sobre el proceder de estas inexistentes organizaciones para el cambio de regimen en Cuba, que como todos sabemos, reciben un alto financiamiento de las arcas del gobierno de los Estados Unidos.

picture2

La respuesta que di al recibir el comentario en mi buzón de correo.

La reacción no se hizo esperar por parte de tres usuarios que a su entender yo no tenía la más mínima idea de lo que hablaba o no les convenía lo que yo respondía. El primero en dar su opinión fue el usuario Anti-Fidelista Siempre quien solo compartía de mi comentario la pregunta reflexiva que les hacía a los participantes del foro, en la parte final de mi comentario.

picture1

Entonces me pregunto ¿Acaso no son ellos los que se vanaglorian de tener libertad de expresión, o es que, solo es válido para decir lo que quieren y no escuchar la mera verdad, esa que duele tanto?

También Leonardo Miralles me invitó a estudiar historia de Cuba, me insultó diciéndome títere, loro, incapaz de pensar por mí misma, dice que porque en Cuba eso es prohibido. La verdad pensé en responderle pero decidí hacerlo por esta vía, entre otras cosas, previendo que me bloquearan o borraran el comentario del foro.

Sí, es cierto que como país tenemos nuestros problemas, pero pregunto ¿Qué país no lo tiene?

Si en verdad Cuba estuviera acabada por “Los Castro”, como dicen ellos, hoy no fuéramos la potencia que somos en el sector de salud, mundialmente reconocidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Nos caracteriza la ayuda humanitaria a países necesitados como:  Haití, Venezuela, Brasil, Qatar, Argelia y otros muchos ejemplos. Sin contar la extraordinaria labor que realiza la brigada especial Henry Reeve, creada para mitigar las situaciones de desastres, la baja mortalidad infantil, la atención especializada a embarazadas, ancianos y niños, personas con cáncer, VIH, y otras enfermedades, todas sin pagar un centavo porque el acceso a estos servicios es gratuito, un derecho que tienen todos los cubanos, una de las tantas conquistas que llegó con el 1 de enero de 1959.

De no ser por esta Revolución no tuviéramos cero pérdidas de vidas humanas en desastres naturales -Matthew es un ejemplo vivo de esto- como si los tienen los Estados Unidos y muchos países desarrollados o del primer mundo. No tuviéramos de manera obligada la enseñanza primaria y media superior, porque en Cuba es un derecho recibir educación, lo cual nos permite ser unos de los países con un alto indice en materia de cultura y conocimiento. Los hijos de campesinos y de familias humildes como yo, no tuviéramos derecho a acceder a la enseñanza superior y formarme como profesional en cualquiera de las ramas de desarrollo Político, Económico, Social o Cultural. No existieran las casas de amparo infantil o de ancianos, no fuéramos ciudad maravilla calificada y premiada principalmente por los visitantes extranjeros, quienes aprecian y disfrutan de su belleza.

Aseguran los mercenarios, porque ese es el calificativo más suave que pueden tener las Damas de Blanco, UNPACU, Somos +, Hildebrando Chaviano, Fariñas, Yoani y otros, que Cuba está destruida, dirigida por un régimen que no permite que su sociedad y economía avancen.

Entoces una vez más me surgen otras interrogantes ¿Qué hacen todos y cada uno de ellos porque Cuba mejore?  Ellos que son defensores de los derechos humanos ¿Qué han hecho por qué se acaben las torturas en la base ilegal de Guantánamo, liberen esos presos políticos y nos devuelvan ese pedacito de tierra que por derecho nos pertenece? ¿Qué han hecho por ayudar a los damnificados del devastador huracán Matthew, o por los ancianos o niños que necesitan asistencia social? ¿Qué han hecho para que la economía del país mejore?. Nada verdad, sus campañas se sostienen bajo mentiras, distorsiones y manifestaciones absurdas, todo para justificar el financiamiento que reciben desde organizaciones no gubernamentales, una  modalidad de la política imperialista para someter a los pueblos del mundo.

Pensándolo bien, me paro frente al espejo y me pregunto ¿Por qué si Cuba está tan destruida no se van de aquí a ese país que SI tiene libertad de expresión, oportunidades de desarrollo, mejor calidad de vida para todos, ese que tanto defiende los derechos humanos? y me respondo, no se van porque en otro país hacen huelga de hambre y se mueren, no son atendidos como Fariñas, que por enésima vez, ha sido atendido sin pagar un peso por el mismo sistema que él denuncia, porque si se van se les acaba la vida fácil, porque allá no ganan dinero por hablar o hacer manifestaciones, porque allá no se ganan premios que justifiquen ese financiamiento, o sea, porque allá no serían nada ni nadie.

Por tanto les digo Leonardo Miralles, Enmanuel Gonzalez, Anti-Fidelista Siempre y a todos aquellos que sigan estas ideas, no malgasten más su tiempo insultando a otras personas, criticando la situación de un país por el cual no hacen nada. Por el mismo que rezan cuando nadie los ve porque se mantenga así, para poder seguir viviendo como parásitos chupándole el dinero de esos que emplean millones tratando de destruir una revolución que está hecha a base de convicciones, con virtudes y defectos como todos los procesos o personas, pero firme. Iniciada por cubanos, lograda por cubanos y continuada por cubanos. Cubanos de verdad, los de aquí, los que luchamos porque Cuba mejore desde dentro sin insultar, ni criticar, sino buscando siempre la forma de que mejore, por eso hago mía las palabras del Ché con la que cierra su carta para Fidel, el pueblo cubano y los pueblos del mundo.

                                                                                                      Hasta la victoria siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s