Destinos en Cuba: San Cristóbal de La Habana


2760254619_72cc73ed9dPor: Edisvel Melo Estevez*

La villa de San Cristóbal de La Habana fundada por los españoles el 16 de noviembre de 1519, es una de las ciudades más antiguas erigidas por los europeos en el hemisferio occidental. Ya para el Siglo XVII la ciudad se había convertido en uno de los principales centros de comercio y construcción de barcos en el Caribe. Su antiguo centro mantiene sus grandes fortalezas, una interesante mezcla de monumentos barrocos y neoclásicos, calles estrechas, viejas casas con arcadas, balcones, portones de hierro forjado y patios interiores de gran interés histórico, que constituyen bellísimos ejemplos de arquitectura, convirtiendo a esta ciudad en uno de los conjuntos coloniales más ricos de América Latina.

Su historia abarca  tres períodos fundamentales, que están claramente reflejados en el paisaje urbano, período colonial español (1519 a 1898), período neocolonial norteamericano (1898 a 1959), y el período revolucionario (de 1960 a la fecha). El colonial, que duró casi 400 años, dotó a La Habana de la gran cantidad de edificaciones que hoy la distinguen, y que ha llevado a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) a declarar el centro de la ciudad, La Habana Vieja, como Patrimonio Cultural de la Humanidad, en 1982. Durante la década de 1960 del siglo XX comienza el rescate del ambiente histórico de La Habana Vieja, impulsado por el Gobierno Revolucionario, desde entonces se lleva a cabo un trabajo de investigación y restauración.

Unas de las zonas más emblemáticas es La Habana Vieja. Localidad que se corresponde con la parte más antigua de la provincia La Habana. Único espacio que abarcó la ciudad durante los primeros siglos coloniales, donde tienen asiento las fortalezas y otros grandes monumentos antiguos.

En la actualidad, la Habana Vieja  es una de las zonas más turísticas de la Habana debido a la restauración de iglesias, fortalezas y otros edificios históricos. Además la Habana Vieja dispone de restaurantes de todo tipo: desde los paladares hasta restaurantes gourmet e internacionales.

También se encuentran muchas librerías, museos y tiendas (ropa, artesanías, souvenirs). Debido a la gran cantidad de turistas la vida en la Habana Vieja es muy activa y en ella se llevan a cabo ferias de artesanías, libros, presentaciones artísticas, etc.

image_content_5999646_20151226101822

Una ciudad que parece detenida en el tiempo

Debido a la naturaleza cosmopolita de sus habitantes a través de la historia, La Habana Vieja es el reflejo de una mezcla de estilos arquitectónicos y el testimonio de diferentes épocas: corona española, británicos, franceses y estadounidenses. Cuando estuvo en manos del gobierno interventor de Estados Unidos, las viejas construcciones coloniales fueron demolidas para levantar otras imponentes con fachadas neoclásicas. Durante la década de los 90 del siglo XX comienza el rescate del ambiente histórico de la Habana Vieja, impulsado por la oficina del historiador de la ciuda.

La inclusión del Centro Histórico de La Habana Vieja y su Sistema de Fortificaciones Coloniales en la Lista del Patrimonio Mundial se aprobó en la Sexta Reunión del Comité Intergubernamental de la Convención del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural, celebrada entre los días 13 y 17 de diciembre de 1982, en la sede de la UNESCO, París, Francia.

Este conjunto arquitectónico alcanza la distinción internacional por constituir un ejemplo relevante de un tipo de estructura que ilustra  una significativa etapa de la historia, y ser, asimismo, un ejemplo excepcional de un asentamiento humano tradicional representativo de una cultura, vulnerable bajo los efectos de modificaciones o cambios irreversibles.

Erigida en los bordes de una peculiar bahía, la Villa de San Cristóbal de La Habana se convirtió en abrigado enlace entre Europa y el Nuevo Mundo. Con los siglos crecieron los baluartes que debieron resguardar la urbe colonial; así llega la ciudad al presente, señoreada por el Castillo de los Tres Reyes del Morro, la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, El Castillo de San Salvador de la Punta, y el de la Real Fuerza.

Dentro del otrora amurallado recinto se alzan otras obras de inestimable valor arquitectónico, como aquellos palacios, casas, templos, que delimitan la Plaza de Armas, la de la Catedral, la de San Francisco, o la Plaza Vieja. Extremadamente poblada, y centro de diversas funciones comerciales, administrativas y culturales, esta zona de la capital cubana gana una identidad ambiental que mixtura tradición y porvenir. Se distinguen las labores de restauraciones respetuosas la trama urbana original y otros aspectos formales básicos del conjunto. Estas características convierten a la Habana Vieja en extraordinaria médula de la ciudad; uno de los centros históricos más interesantes del área caribeña.  La Habana Vieja,  1982, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

*Compilador de las imágenes y texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s