Los movimientos sociales en red


movimientos-socials-en-redPor: Waldo Barrera Martínez

Las nuevas tecnologías (TICs), en general, y las redes sociales virtuales (RSV), en particular, han venido a constituirse en lo que va del actual siglo en poderosos instrumentos de lucha social.

Según Ignacio Ramonet, «Hoy, cuando hablamos de internautas, ya no estamos hablando de individuos aislados sino de ciudadanos que forman parte de un organismo vivo pluricelular planetario. Cuando actúa al unísono, este extraordinario enjambre de redes puede resultar más importante incluso que mastodontes como la TVE, la BBC o la CNN juntos.»

Fidel, con su claridad meridiana, ha expresado también que «Internet es un instrumento revolucionario que permite recibir y transmitir ideas, en las dos direcciones, algo que debemos saber usar».

Las plataformas sociales no solo sirven para intercambios banales e intrascendentes, como muchas veces se piensa: de manera paulatina y cada vez con más fuerza, incursionan en la gran telaraña global poniendo en entredicho las facetas más perversas del modelo capitalista, como el militarismo, la depredación de la naturaleza, la violación de los derechos humanos y las formas más extremas de explotación, brindando inusitadas posibilidades para la consecución de determinados niveles de coordinación y planeación de acciones.

Constituyen, por tanto, insuperables instrumentos de comunicación que los movimientos sociales y agentes políticos vienen utilizando y utilizarán cada vez más, para actuar, informar, reclutar, organizar, dominar y contradominar.

Como forma organizativa, los denominados movimientos sociales en Red, nacieron en EE.UU. aunque originalmente tuvieron como fin el entretener, hoy se registra una cifra incalculable con los más diversos propósitos.

Las RSV y otras plataformas colaborativas y de intercambio de información se asocian inicialmente al uso de los SMS, pero evolucionaron después, a partir del desarrollo de Internet, hacia las herramientas del denominado universo 2.0.

Acuñados como flash mobs o smart mobs, por el sociólogo estadounidense Howard Reinghold, en su libro Multitudes Inteligentes. La próxima revolución social (2002), la diferencia fundamental entre ambos conceptos radica en que mientras los primeros tienen un carácter lúdico o cultural, los segundos se distinguen por sus fines políticos o sociales, con un componente de reivindicación o protesta.

Los distinguen, además, el apoyo en Internet u otros dispositivos tecnológicos como vehículos de transmisión y para captar adhesión o apoyo, constituyendo esta la principal diferencia respecto a los tradicionales movimientos sociales; la organización descentralizada; la ausencia de jerarquías, fundamentada en valores compartidos, que potencian fuerzas aisladas y dispersas; y la “espontaneidad”, que muchas veces no es tal.

Si damos una ojeada rápida a algunos de los smart mobs más importantes de América Latina, no podemos dejar de mencionar el caso del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, surgido en 1994, justo el día en que debía entrar en vigencia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Sus guerrilleros, armados de cámaras fotográficas, grabadoras de audio y video, equipos de radiocomunicación electrónica, celulares y computadoras, se convertirían en los principales comunicadores de cuanto  sucedía en México, constituyendo la primera demostración mundial de la guerra en red, antes incluso de la aparición de las primeras RSV.

En Venezuela, el golpe de Estado fallido contra el presidente Hugo Chávez (11 de abril de 2001), desató la auto convocatoria y respuesta inmediata del pueblo bolivariano, conformando una red que permitió romper el cerco informativo impuesto por los grandes medios de la oligarquía, utilizando no solo la Internet, sino también los celulares, la radio y la televisión comunitaria por cable. Lanzado masivamente a las calles, en solo dos días, logró restituir a su líder en el poder.

Durante las acciones del 19 de diciembre de 2001, en Argentina, sitios web, listas electrónicas y foros de discusión, sirvieron como mecanismos de convocatoria y debate sobre los problemas del país. Reemplazaron de alguna manera a las hojas volantes y publicaciones de los partidos, tradicionalmente utilizadas para dar a conocer aquello que los medios ocultaban, convocar los cacerolazos y movilizaciones, tanto de los sectores afectados por la crisis bancaria y económica, provocando el derrocamiento del mandatario Fernando de la Rúa.

En Ecuador, en abril de 2005, la insurgencia ciudadana recurrió a formas alternativas que incluyeron la comunicación cara a cara, dispositivos móviles, listas electrónicas y sitios web, pero principalmente a través de una radio en FM (La Luna), se convocarían y organizarían las concentraciones que los medios masivos tradicionales, principalmente la televisión, ocultaron o minimizaron. El masivo levantamiento del pueblo quiteño y sus acciones en la calle, darían al traste con la presidencia de Lucio Gutiérrez.

Durante la denominada Revolución Pingüina, en Chile, miles de estudiantes secundarios protagonizaron una ola de protestas entre mayo y junio de 2006. A partir de un grupo de demandas, encaminadas a mejorar la calidad de la educación pública, integraron las TIC al proceso movilizador, generando gran sorpresa y admiración.

La herramienta tecnológica más empleada en este caso fue la RSV Fotolog aunque el correo electrónico, el chat y la telefonía celular jugaron también un papel importante. Luego de tres semanas, la presidenta Michelle Bachelet se vería forzada a responder a las solicitudes con un paquete de medidas en favor del estudiantado.

Sin embrago, es preciso tener en cuenta que Internet y la tecnología en sentido general, son solo herramientas, medios a través de los cuales es posible potenciar los cambios en un mundo interconectado. Se requiere ante todo la presencia y la acción directa de los pueblos como entes de lucha y transformación social, no solo en los entornos virtuales, sino, sobre todo, en los espacios físicos.

(Tomado de Trabajadores)

Un comentario en “Los movimientos sociales en red

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s