Cuba y la impresión 3D (+Vídeo)


IMAG1174Por: Claudio Fernández Cabrera (@Yo_klaus)

Desde el surgimiento de la primera impresora eléctrica en los años 50 del pasado siglo, muchos han sido los avances en la tecnología que han hecho evolucionar a este dispositivo tan útil en nuestras oficinas. Al principio solo eran capaces de imprimir texto, luego aparecen las fotocopiadoras en blanco y negro y posteriormente las de color, haciendo realidad el sueño de llevar imágenes del mundo cyber a la realidad y viceversa.

En la década de 1980 hacen su aparición las impresoras láser, logrando mayor calidad del contenido impreso en papel, y a éstas les seguirían las impresoras de inyección de tintas,  las más utilizadas y aceptadas por el público hoy en día.

Sin embargo, la espiral ascendente del desarrollo tecnológico hizo surgir un nuevo tipo de impresora, que ha ido ganando adeptos a medida que muestra sus potencialidades para revolucionar el diseño en diversas ramas de la ciencia. Se trata de las impresoras en 3D, cuyo funcionamiento se basa en ir superponiendo diversas capas de material hasta formar la figura previamente diseñada en un ordenador.

Existen tres tipos de impresoras 3D, que se diferencian en la forma que usan los polímeros o el material con que trabajan. Están las impresoras láser, que fusionan el sustrato (tipo de material plástico o metálicos) mediante un láser de alta potencia, logrando hacer piezas de alta rigidez y liviandad. El otro grupo de impresoras 3D son las de tinta, que aglomeran polvos de materiales mediante tinta y logran piezas de mayor fragilidad pero con menos costo.

Por último, se encuentran las impresoras 3D de polímeros, cuyo funcionamiento de basa en la inyecciónn de resinas líquidas y curándolas con luz ultravioleta. Es el único tipo de impresora 3d que ha podido mezclar dos tipos de materiales en la impresión de una misma pieza.

El uso de las impresoras 3D es múltiple, desde el diseño de casas en China, hasta la impresión de figuras decorativas, pasando por la creación de prótesis dentales o de maquetas.

En el campo de la medicina el horizonte de la impresión 3D es más amplio aun. Un éxito indiscutible ha sido el de lograr modelos detallados de diversas patologías, como el caso del cáncer, pues es capaz de representar un tumor ubicado en partes del cuerpo humano a las que es difícil acceder, logrando una mayor personalización del tratamiento por parte del médico a sus pacientes. Otro aporte ha sido el mejoramiento de las prótesis que se le hacen a personas que han perdido algunas de sus extremidades, obteniendo prótesis de manos y pies con movimientos más naturales. También se han impreso órganos en 3d biocompatibles con los pacientes, que constituyen soluciones momentáneas a diversos padecimientos, como las operaciones de tráquea y de trasplante de órganos.

La tecnología de impresión 3D fue expuesta en FIHAV 2015 por parte de la firma italiana Ecosphere, con una impresora láser que utilizaba fibras de carbono, de plástico y de silicona para trabajar.

Sin embargo, los que piensan que es la primera vez que un equipo de este tipo entra al país, se equivocan, pues en Nuevo Vedado existe un local abierto a finales del año 2014, llamado CREARTE 3D, que se dedica a elaborar piezas en 3D mediante diseños personalizados teniendo en cuenta las necesidades del cliente.

Vídeo en FIHAV 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s