Por el fin del bloqueo a Cuba


Bloqueo-de-EEUU-a-CubaPor: Niko Schvarz/Barómetro Internacional

Sin ninguna duda uno de los hechos más relevantes de la actualidad internacional lo constituye el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos y Cuba, y la decisión de reabrir las respectivas embajadas en La Habana y Washington, lo que se complementa con  la implementación de los vuelos regulares entre ambos países y los servicios de navegación de pasajeros, que marchan a buen ritmo y con general aceptación. A todo esto se agrega el hecho de que La Habana es la sede de las negociaciones de paz entre el gobierno colombiano de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC-EP, que han entrado en un camino sin retorno y que culminarán a fecha próxima ya fijada en un acuerdo de paz que pondrá fin a la guerra civil más antigua del mundo. Por añadidura, el Papa Francisco acaba de visitar Cuba previo a su viaje a Estados Unidos y a su comparecencia ante el Congreso de dicho país, siendo de reconocimiento general que desempeñó un papel muy significativo en el nuevo rumbo de las relaciones entre ambos países.

El conjunto de estos hechos relevantes coloca en primer plano el tema de poner fin definitivamente al bloqueo comercial, económico y financiero que mantiene Estados Unidos contra Cuba desde hace más de medio siglo (53 años exactamente), a contar desde la Conferencia de Cancilleres efectuada en San Rafael en enero de 1962, después de que en la reunión del CIES (Consejo Interamericano Económico y Social, dependiente de la OEA) efectuada en Punta del Este en agosto del año anterior, nuestro país recibiera a Ernesto Ché Guevara, que tuvo una actuación memorable en la misma y participara luego en un recordado acto en el Paraninfo de la Universidad. Justamente en estos días de octubre en el mundo entero se ha recordado la figura y la trayectoria del Ché y las circunstancias de su dramático asesinato en Bolivia.

Nadie ignora que Cuba atraviesa hoy en día por múltiples dificultades que afectan al conjunto de la población, y una de sus causas es el mantenimiento del bloqueo por parte de Estados Unidos, tal como el gobierno cubano lo ha señalado en forma reiterada con una documentación muy precisa. El tema se volvió a reiterar en la reciente Asamblea General de las Naciones Unidas en los últimos días de septiembre. En este caso tuvo una particularidad notable: quien abogó en favor de esta medida fue el propio presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. En la sesión plenaria del 28 de septiembre, declaró: “Tenemos que ser lo suficientemente fuertes como para admitir que lo que se está haciendo no funciona. Confío que nuestro Congreso  inevitablemente levantará un embargo que ya no debería seguir vigente. Por 50 años Estados Unidos tuvo una política hacia Cuba que no mejoró las vidas de los cubanos. Nosotros hemos cambiado eso” (Aludía precisamente a la reanudación de las relaciones diplomáticas y a varias otras iniciativas para promover un acercamiento entre las dos naciones). “Seguimos teniendo diferencias con el gobierno cubano. Vamos a seguir defendiendo los derechos humanos. Pero abordaremos estos temas a través de canales diplomáticos, de un creciente comercio y de las relaciones de persona a persona”. Y estimó que “a medida que estos contactos comiencen a dar resultados”, el Congreso de su país (dominado por los republicanos, y que hasta ahora se ha negado a levantar el embargo) cambiará de parecer.

Cabe recordar que la Asamblea General de la ONU ha votado abrumadoramente a favor del levantamiento del bloqueo  desde que Cuba presentó esa moción por primera vez en 1992. En la votación del año pasado, se registraron 188 votos a favor, dos en contra (Estados Unidos e Israel) y tres abstenciones, que son islas con un régimen de fideicomisos de Estados Unidos. Asimismo, Estados Unidos se opuso al levantamiento del bloqueo en las 23 votaciones que se llevaron a cabo en esa materia.

En el marco de la reciente instancia en la ONU volvieron a reunirse los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, reeditando su encuentro del 14 de diciembre pasado en el curso de la VII Cumbre de las Américas efectuada en Panamá, lo que imprimió un nuevo giro a la relación bilateral. Ahora, en su intervención ante la Asamblea General de la ONU, el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla expresó que “el presidente de los Estados Unidos se comprometió a involucrarse en un  debate con el Congreso” sobre este tema, al mismo tiempo que adopta una serie de medidas para facilitar los viajes a Cuba y fomentar los lazos entre ambas naciones. “Siento que hay una oportunidad de avanzar significativamente en en la normalización de las relaciones bilaterales”, añadió. Anunció además que, como todos los años, Cuba planteará en la ONU la moción de levantamiento del bloqueo. Será el próximo 27 de octubre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s