Situación en Siria: Una respuesta desde Cuba a un articulista argentino


obama-putin-848x478Por: Eddy Mac Donald Torres (@EddyMcT)

Por estos días Siria vuelve a ocupar los cintillos noticiosos de los medios de comunicación, lo que revela una nueva intención de ataque mediático sobre la nación árabe. Un amigo me ha hecho llegar algunas reflexiones realizadas que han despertado ciertas polémicas. Deseo primeramente, agradecer el envío del artículo hecho por el analista Ezequiel Kopel, en segunda instancia se impone una lectura crítica del mismo, trataré entonces brevemente, exponer mis puntos de vista.

A pesar de que el articulista presenta al presidente Putin como parcializado, a mi juicio en la práctica él mismo denota una mayor parcialidad que la demandada al líder ruso, sus análisis aunque con ciertos enfoques no dejan de tener razones certeras cuando esgrime las causas del nacimiento de Estado Islámico (E.I), no obstante deja algunos cabos sueltos, sobretodo aquellos que apuntan a un anhelo histórico de dominio geopolítico de las grandes potencias, así como las preexistentes en el área.

Su visión sobre este asunto se limita a señalar algunos factores en los que coincido con el analista, mas, no ahonda en los sempiternos responsables del estado de cosas ni en las estrategias nacidas de los ´´situation room´´ de las grandes capitales, o incluso previo a la toma del poder de determinado grupo político como lo ocurrido en 1997 en los Estados Unidos de América cuando los neoconservadores planificaron su ascenso a las estructuras de poder a lo interno y proyectaron su política hacia el mundo, especialmente al Medio Oriente, con Israel como punta de lanza y un mapa de ruta en el que cambiaría esa importante zona de la geografía global.

FILE In this Tuesday, Dec. 19, 2006 file photo Vladimir Putin, then Russian President, right, and his Syrian counterpart Bashar Assad smile as they shake hands in Moscow's Kremlin. Russia defied international efforts to end a crackdown on civilians by Assad regime, shielding it from the United Nations sanctions and providing it with weapons. (AP photo/RIA Novosti, Mikhail Klimentyev, Presidential Press service, file)

Encuentro entre Vladimir Putin y Bashar Assad (AP photo/RIA Novosti)

En su ataque a la intervención rusa, solicitada por el gobierno de Siria, a diferencia de la incursión área norteamericana y secundada por algunos acólitos -amen de sus intereses propios-, obvia que la única fuente de verdadera autoridad en aquella región enfrentada al engendro fundamentalista islámico es precisamente el gobierno y las fuerzas armadas del presidente Bashar Al Assad.

A juzgar por los medios occidentales y algún que otro de derecha en nuestra región el único responsable o el máximo de la cruenta guerra que le impusieron a Siria y la avalancha de migrantes hacia Europa es este hombre, acusado de miles de crímenes, curiosamente uno de los que se le imputa es que su ascenso al poder ha sido producto de la genética y no de elecciones democráticas y abiertas a la usanza europea o norteamericana, movería a la risa sino se tratara de un asunto tan serio, porque alguien puede comparar si esa forma de democracia es diferente en países como Arabia Saudita, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Qatar u otros estados monárquicos, donde además la libertad religiosa está proscrita, sino por ley escrita por una donde el disenso de esta cuesta la vida.

De este tema se podría afirmar que es Siria, tal vez, el país de Oriente Medio más tolerante en materia no sólo de religión, sino incluso de mezcla de etnias, allí se podía encontrar personas tanto de pelo negro, ensortijado, ojos expresivos y narices alargadas, clásico de los árabes como cabellos rubios, lacio, ojos azules, pardos y de todo tipo, conviviendo, sin mayores diferencias que las que se dan en cualquier sociedad respetuosa de estas no similitudes físicas.

Alguien medianamente informado puede preguntarse ¿por qué Assad si es tan malo, las fuerzas armadas y una parte no desdeñable de la población se mantiene a su lado a pesar de las carencias y las enormes tragedias de la guerra? ¿Quién ha provocado desde tiempos antiquísimos las migraciones? ¿Qué resortes mueven a esos individuos con poder para asumir el destino de tanta gente? ¿Acaso en los momentos actuales está en pleno desarrollo cómo ha denunciado el Papa Francisco una tercera guerra mundial? ¿Qué consecuencias traería soslayar la legitimidad de Assad en Siria? ¿Cuáles serían los siguientes objetivos?

No debemos llamarnos a engaño lo que se está decidiendo es el destino de la humanidad, hay que parar la guerra pero sin caer en ingenuidades, coincido con el señor Kopel cuando afirma: ´´…Sólo con estabilidad económica, desarrollo, educación, libertad religiosa e igualdad, junto con una fuerza nacional responsable que gobierne para todos sus ciudadanos…´´, soy del criterio que esa fuerza nacional es la de Assad y están tratando de exterminarla, en cuanto a lo primero se cae por su propio peso eso no es algo que le interese a las grandes potencias con un político en las  antípodas de sus designios, falta por ver qué harán ahora que se afianza o al menos por ahora el presidente sirio, ¿negociarán con él para eliminar al terrorismo o derrotado militarmente el autodenominado Estado Islámico, buscarán que renazca esta u otra manifestación de irracionalidad humana para imponer la política de las cervezas y las hamburguesas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s