Relaciones Cuba-Estados Unidos: Influencias y confluencias culturales en los nuevos escenarios (III)


“Estamos obligados a proceder con muy buen juicio, unidad en la defensa de Cuba y políticas atinadas”

cuba-banderas-soberania-685x342Por: Fernando Martínez Heredia/Cubarte

El 17 de diciembre del 2014  marcó sin dudas un hito trascendente en la historia de las relaciones de Cuba y los Estados Unidos.

Los acuerdos divulgados en esa fecha  entre los presidentes de ambas naciones – negociados secretamente durante más de dos años – dieron inicio  a una dinámica diferente entre ambos gobiernos, al desarrollo de conversaciones oficiales dirigidas en un primer momento al restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la voluntad de avanzar en el proceso de normalización de las relaciones entre ambos países.

Durante el Consejo Nacional de laUnión de Escritores y Artistas de Cuba,  celebrado el pasado 27 de abril -el primero que se realiza luego del VIII Congreso de esta organización-, el primer vicepresidente Miguel Díaz Canel enfatizó la importancia de que la cultura cubana contribuya a que el país avance de la resistencia al desarrollo.

Un  tema  al cual  brindaron atención los participantes en el  evento fue precisamente  el  referido al devenir socio cultural del país, a partir del nuevo escenario creado por los acuerdos del 17 de diciembre.

El Portal Cubarte quiso unirse a este esfuerzo de reflexión y debate  y para ello  solicitó  a un grupo de destacados intelectuales  cubanos sus criterios sobre el tema. Aquí les presentamos una nueva respuesta al tema.

Consejo Editorial Cubarte

¿Cuáles son a su juicio las principales influencias  de la cultura estadounidense en la cultura cubana? ¿Podemos hablar de influencias positivas y negativas? ¿Considera Ud. que existen algunas influencias en sentido inverso, o sea, de nuestra cultura en la sociedad estadounidense?

Fernando Martínez Heredia: Más de dos siglos de influencias de Estados Unidos constituyen una enorme acumulación cultural, muy ampliada y reforzada en el período 1898-1958, en que estuvimos sometidos a su dominio neocolonial; es necesario tener muy en cuenta esto en los análisis que hagamos acerca de la situación actual. En la actualidad la influencia más peligrosa, a mi juicio, es la de formas cotidianas que parecen ajenas a lo político o ideológico, e inofensivas. Por ejemplo, a través del consumo masivo del alud interminable de materiales con los que ellos intentan norteamericanizar a cientos de millones en todo el planeta, en cuanto a las imágenes, las percepciones, los sentimientos y los valores. A veces tratan cuestiones políticas, con enfoques variados –aunque prima el conservatismo-, pero la proporción es ínfima en relación con las cuestiones no políticas. Lo decisivo es familiarizar y acostumbrar a compartir con simpatía las situaciones, el sentido común, los valores, los trajines diarios, los modelos de conducta, la formación de los adolescentes, la bandera, las aventuras de una multitud de héroes, las ideas, los artistas famosos, los policías, la vida entera y el espíritu de Estados Unidos. Sin vivir allá ni aspirar a una tarjeta verde. Es un suicida quien crea que esto es solamente un entretenimiento inocente para pasar ratos amables.

No estamos ganando la guerra del lenguaje, y es sumamente deficiente nuestro esfuerzo por ofrecer noticias, formación de opinión pública, valoraciones y necesidades de consumo cultural favorables a la defensa y el desarrollo de la sociedad que creamos a partir del triunfo de la Revolución. Por ejemplo, se ven y se oyen materiales que forman parte del adoctrinamiento político o de la formación general para estar de acuerdo o apoyar el dominio capitalista, sin que se les someta a crítica, o se utilizan y repiten términos del lenguaje de esa dominación como parte del lenguaje nuestro.

Estados Unidos tiene en marcha un sistema colosal de control permanente de los valores, la vida espiritual y las capacidades de las personas, que es el objetivo central en la guerra cultural que está librando a escala mundial. Somos un objetivo especial de ella, porque los expulsamos de aquí y hemos resistido con éxito al imperialismo durante más de medio siglo. Ellos quieren restaurar en Cuba el capitalismo neocolonizado, para nosotros no hay opciones intermedias.

Sin dudas, ha habido y sigue habiendo influencias culturales cubanas en la sociedad estadounidense. El trabajo sagaz con ellas debe ser una de nuestras líneas de trabajo importantes en la etapa que parece comenzar.

¿Qué preocupaciones considera relevantes sobre la cultura cubana, a la luz del cambio en cuanto a las relaciones entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba? ¿Cuál sería el peligro mayor?

FMH: He expresado mis preocupaciones sobre cuestiones relevantes de nuestro país, y sobre los peligros que alberga la situación actual y sus perspectivas, y dentro de ellas del campo que llamamos cultural. Opino que debemos identificar y atender esas cuestiones, debatirlas, consensuar decisiones, procurar la superación de nuestras deficiencias y mejorar o crear realidades positivas para la sociedad socialista cubana. Estimo que todo esto es independiente del curso de negociaciones entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, aunque tengo la convicción de que hacerlo bien fortalecería de muy alto grado la posición de Cuba para enfrentar la nueva fase que vendría en las actividades de Estados Unidos contra nuestro país.

¿Qué papel juega el histórico antimperialismo de los cubanos en este proceso?

FMH: Es un valor de primera magnitud, una constante de nuestra cultura, que se volvió de masas durante una parte de los años treinta del siglo pasado y se desplegó y se apoderó del espíritu popular desde 1959. Hoy es imprescindible fortalecer el patriotismo popular, en el cual están ligados totalmente la justicia social y el antimperialismo.

¿El  impacto cultural que conlleva el incremento de las relaciones entre ambos países debe dejarse a la espontaneidad? ¿Cuál debería ser el papel de las instituciones culturales cubanas en la conducción de ese proceso?

FMH: Los Estados Unidos no lo dejarán a la espontaneidad, aunque pueda parecer a algún incauto que así lo hacen. Pero nosotros estamos obligados a proceder con muy buen juicio, unidad en la defensa de Cuba y políticas atinadas. Eso sí, será imprescindible que la política cubana en ese campo esté libre de un conjunto de males que nos han hecho mucho daño. Esto se aplica también, naturalmente, a las instituciones culturales. Por mi respuesta anterior es obvio que estimo muy necesarias las transformaciones que eliminen esos males, entre otros desarrollos positivos, con independencia de las relaciones que se tengan con Estados Unidos. Pero estoy seguro de que si lo logramos aumentará, quizás a un grado decisivo, nuestra eficiencia ante la fase que se abre con las negociaciones en curso y los resultados que puedan tener.

El Consejo aprobó la creación de un Grupo de trabajo que dará seguimiento a este tema. ¿Cuáles serán los objetivos y funciones del mismo?

FMH: Me parece que la respuesta tendrá que salir de las ideas y los intercambios que sostengamos muchos compañeros. La calidad del trabajo que se realice y las cualidades que mantenga el grupo permitirán después precisar y mejorar aún más sus objetivos y funciones.

¿Desea agregar algo más sobre el tema?

FMH: He tenido que ser muy sintético en mis respuestas, y por consiguiente muy omiso, además de simplificar algunos aspectos que en la realidad no lo son. Lo he hecho por querer llamar la atención sobre cuestiones que considero vitales, y porque pienso que este cuestionario pretende contribuir a que la iniciativa del Consejo del 27 de abril no sea víctima de la inercia, ese mal terrible que intenta enfermar al cuerpo social. Los trabajos que está alentando sabrán enfrentar cumplidamente los desafíos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s