Siete ensayos: La obra cumbre del Amauta


50050Por: Eddy Mac Donald Torres/(@EddyMcT)

Hace unos días les comenté sobre la vida del intelectual peruano José Carlos Mariategui y el aporte de su obra al marxismo y su vigencia en nuestros días. En esta segunda entrega hablaremos sobre la obra cumbre del Amauta, de la cual se ha escrito mucho y seguirá despertando curiosidad intelectual entre quienes encuentran el enorme valor en sus contenidos. Es criterio sin temor a erratas plantear que Siete ensayos… es considerada por los expertos como su creación más excelsa, en tanto expresa una multiplicidad de cualidades que definen la madurez del autor, de acuerdo con el Doctor Pupo en cuanto a sistematicidad estructural, riqueza conceptual-metodológica y estilo propio en el abordaje de una realidad concreta de Nuestra América.

En el texto se puede apreciar las principales preocupaciones de Mariátegui en torno a la realidad de su país, conjuntamente con las condiciones económico, políticas y sociales en sentido general que afectaban a sus semejantes, permitiéndole hacer una importante valoración para el presente y especialmente para el futuro, precisamente por las influencias teóricas que recibió el Amauta en esta etapa de su vida. Hay que destacar que esta obra no constituyó una creación aislada, sino resultado de la formación teórico-práctica del autor, con los condicionantes tanto subjetivos como objetivos que esto entraña.

La determinación y análisis de los antecedentes y contextos socioculturales de Siete ensayos… se vincula de forma inseparable con la evolución del pensamiento de su autor, las claves que esta obra aporta son invaluables para definir el origen, desarrollo y sistematización del pensamiento marxista creador con características propias del continente americano.

En Siete ensayos… se encuentran reflejadas problemáticas asociadas a la historia y al reconocimiento del indio como un componente ineludible en la insoslayable realidad del continente americano, de ahí el ensayo dedicado a este tema. Evidenciándose una estrategia instrumental teórica de Mariátegui en la investigación histórico concreta de la realidad peruana y de sus antecedentes. Así como de los problemas que analiza en esta parte de la obra.

En el Amauta se expresa una comprensión raigal de la sociedad como integridad sistémica que se revela en el estudio de la situación peruana, poniéndose en evidencia los análisis sociológicos apoyados en los hechos, datos y resultados elaborados que permiten penetrar en la estructura social teniendo presentes las relaciones entre las clases e instituciones que regulan dichas relaciones. Además profundiza en el desarrollo e interacción de los sistemas y organizaciones de la sociedad, es decir que esta investigación apunta a descubrir las relaciones institucionalizadas y a las formas en que se califican y evalúan históricamente al hombre y a los grupos sociales.

Es cierto que el objeto de estudio en la obra cumbre de Mariátegui es la sociedad peruana en su despliegue histórico, cuya labor investigativa se traduce como lo aprecia el mismo autor en una contribución de la crítica socialista de los problemas y la historia del Perú.  La economía aquí es hilo conductor del estudio sociológico. Su tratamiento no se circunscribe únicamente a un esquema de evolución económica, sino que está presente en toda la obra, pues al decir del Amauta ese tema no ha sido aún estudiado. Me ha correspondido a mí, marxista convicto y confeso, su constatación… El principio de que en el plano económico se percibe siempre con más claridad que en el político el sentido y el contorno de la política, de sus hombres y de sus hechos.

En el esquema de evolución económica se expresan de forma breve las principales etapas por las que transitó la economía en su devenir histórico. Mariátegui apuntaba cual conclusión de este tópico que: en el Perú actual coexisten elementos de tres economías diferentes. Bajo el régimen de economía feudal, nacido de la Conquista, subsisten en la sierra algunos residuos vivos de la economía comunista indígena. En la costa, sobre un suelo feudal, crece una economía burguesa que, por lo menos en su desarrollo mental, da la impresión de una economía retardada.

Para el profesor Pupo: Estas especificidades cualitativas de la economía peruana son resultado de todo un proceso histórico de deformación estructural de la economía, que Mariátegui deduce de la propia realidad del Perú en su historia.

Empero, Mariátegui no reduce sus análisis al factor económico en el devenir de la sociedad, pues aunque consideró que estaban ligados el hecho intelectual y económico incluso temporalmente, también ponderó a la educación, la religión, al arte (la literatura en particular) y la cultura en general como manifestaciones de la conciencia social y construcciones sociológicas ineludibles para el progreso y emancipación humanas.

Por otra parte el problema del indio –especialmente como parte del tema de la tierra-  fue una constante en su ocupación intelectual, visto además como fenómeno económico, político y social desde su historicidad e integridad sistémica constituyendo para la época una elaboración sin precedentes, baste citar lo que consideró central para la comprensión de estos fenómenos y legara a las generaciones futuras: La nueva generación peruana siente y sabe que el progreso del Perú será ficticio, o por lo menos, no será peruano, mientras no constituya la obra y no signifique el bienestar de la masa peruana que en sus cuatro quintas partes es indígena y campesina.  Esta línea de pensamiento focaliza la visión del Amauta en las vicisitudes e injusticias más notorias a que ha sido sometido su pueblo y que hasta hoy es un asunto por resolver.

Cuando han transcurrido 77 años de publicados Siete ensayos de interpretación sobre la realidad peruana se impone un recuento por los  innegables aportes a la ciencia social latinoamericana y traduciendo en sí mismo los derroteros de las grandes masas.

En Mariátegui la utopía encauza la reconfiguración de un humanismo para nada inerte sino crítico y combativo, máxime cuando su utopía es desde bases realizables concretas vinculando la teoría y la praxis para alcanzar su objetivo, que era hacer una revolución social para barrer con las discriminaciones, su camino ineludiblemente sería el socialismo. A sabiendas que el socialismo en Latinoamérica, para ser auténtico no puede construirse copiando modelos, aún cuando hayan sido exitosos en su momento en otras latitudes y circunstancias. Este, por tanto, debe fundarse en la realidad más concreta de sus pueblos. Comprende que debe erigirse con una teoría crítica que sustente una cultura de resistencia y de defensa de lo esencial de los pueblos en pro de la independencia, soberanía y desarrollo.

El socialismo por el que apostó Mariátegui vincula al indio con los proletarios en la lucha emancipadora haciendo de la intelectualidad una fuerza aliada de estos como resultado de un conocimiento profundo del drama humano a que son sometidos los pueblos. El Amauta a lo largo de su vida militante y especialmente en su obra emblemática, advirtió en su tiempo pero sobre todo para el futuro que una nueva racionalidad debe conjugar sentimiento y razón, ciencia y conciencia, utopía y realidad.

Este enfoque teórico-práctico ubica al ser humano como sujeto del cambio social e histórico en diálogo permanente con la realidad que anhela aprehender.

La utopía que logra verse en Siete ensayos… y por la que luchó Mariátegui no fenece pues las causas originales aún existen, la obra del Amauta en estos más que otros momentos constituye una necesidad insoslayable su estudio, difusión y comprensión no mimética sino adaptada a las condiciones actuales y proyectar hacia el futuro una avenida por la que transitar y cuyas calles no dejen de ser inclusivas, críticas, diversas y sembradas con árboles de raíces propias.

Fuentes Consultadas:

1.- Galich, Manuel: Ensayo de interpretación materialista de la Historia de América. Conferencia. Editora Pedagógica, La Habana, 1966.

2.- Guibal, Francisco y Alfonso Ibáñez: Mariátegui hoy, en Tarea, Lima, 1987.

3.- Mariátegui, José Carlos: Siete ensayos de interpretación sobre la realidad peruana, Casa de las Américas, La Habana, 1973.

4.- Mariátegui. Taller Internacional 70º aniversario de José Carlos Mariátegui, celebrado entre los días 19 y 20 de octubre de 2000, convocado por la Cátedra de Estudios Antonio Gramsci del Centro de Investigación y Desarrollo de la cultura Cubana Juan Marinello.

5.- Marx,  Carlos: “Crítica del Programa de Gotha”, biblioteca marxista. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2009.

6.- Pupo Pupo, Rigoberto: Autoctonía y creación americana en José Carlos Mariátegui. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s