Actualizando las perspectivas de la economía internacional para Cuba (III)


MARIELPor: José Luis Rodríguez*/Cubacontemporánea

Uno de los factores a tomar en cuenta en las perspectivas de la economía internacional para Cuba en los próximos años, es la situación a corto plazo de sus principales socios comerciales.

En general, las proyecciones económicas vienen modificándose a la baja en la medida en que transcurre 2015. De este modo, las valoraciones más recientes muestran una disminución en los ritmos de crecimiento, empezando por América Latina y el Caribe, una región que -según los pronósticos del FMI de abril de 2015- incrementará su PIB solo 0,9% este año y crecerá un 2,0% el próximo, con una perspectiva de incremento del 2,8% entre 2017 y 2020.

Si se examina a aquellos países con un mayor vínculo comercial con Cuba -según los datos disponibles del Anuario Estadístico de 2013-, la situación muestra características que será necesario tomar en cuenta en las proyecciones a realizar.

El país con el mayor nivel de vínculos comerciales con Cuba en estos momentos es Venezuela, que cubre el 37,6% de las exportaciones de bienes y el 40,4% de las importaciones, en tanto concentra el mayor peso en la exportación de servicios.

Venezuela ha vivido en los últimos años un proceso calificado por sus dirigentes como guerra económica, con medidas desestabilizadoras tales como el acaparamiento de bienes de consumo y maniobras financieras especulativas. Producto de esa situación y de la reducción en más de 50% de los precios del petróleo desde el segundo semestre de 2014, la economía sufrió una contracción de 3% el pasado año y en 2015 se pronostica una nueva reducción de 3,5%, según estimados de la CEPAL. Una mejor perspectiva en la recuperación gradual del precio del petróleo hasta 2020 debe aliviar la presión sobre la balanza de pagos del país sudamericano y mejorar su desempeño económico.

En este sentido, vale la pena destacar que aún en la compleja coyuntura actual se han mantenido sin cambios los acuerdos comerciales y de colaboración entre Venezuela y nuestro país.

China ocupa el segundo lugar en el intercambio comercial de bienes. El gigante asiático cubría el 14,7% de las exportaciones de bienes y el 11,5% de las importaciones de Cuba en 2013. También -en el contexto de la política financiera adoptada por la Isla en 2015- se reportó un incremento de los créditos otorgados por China para el presente año a un nivel superior a los 1 700 millones de dólares.

Adicionalmente, se ha iniciado un proceso gradual de incremento de las inversiones chinas asociadas a la modernización del puerto de Santiago de Cuba y al desarrollo de un campo de golf en el sector del turismo, entre los proyectos de mayor significación. Los ritmos de crecimiento de China se pronostica lleguen a 6,8% en el presente año y se estabilicen en torno al 6,3% entre 2016 y 2020, lo cual mantendrá al país en el grupo de los de mayor expansión en el mundo en el futuro cercano.

Por su parte, España se ha mantenido como el tercer socio comercial de Cuba, cubriendo el 3,5% de las exportaciones y el 7,4% de las importaciones. Luego del significativo impacto de la crisis sobre la economía española en los últimos años, para 2015 se espera  una gradual recuperación, con un incremento de 2,5% del PIB, que debe expandirse otro 2,7% el próximo año y 1,2% en 2020.

España se mantiene como el principal país emisor de inversión extranjera en Cuba por el número de asociaciones con capital extranjero, y aunque por el número de turistas pasó del cuarto al octavo lugar en la última etapa, existen perspectivas de una recuperación en la misma medida en que se reanime la economía española, alcanzando ya un crecimiento de 5,5% en 2014.

Canadá, cuarto entre los principales socios comerciales de Cuba, captó el 8,8% de nuestras exportaciones y cubrió el 3,1% de las importaciones de bienes en 2013. Sin embargo, es el primer país emisor de turismo hacia la Isla, cubriendo el 39,1% del total de visitantes, con un crecimiento interanual de 6,3% en 2014. El pronóstico de su evolución económica muestra un crecimiento de 2,2% este año y 2% en 2016, manteniéndose a ese nivel hasta el 2020.

Finalmente, Brasil se ubica quinto entre nuestras contrapartes en el comercio de bienes, cubriendo el 1,5% de las exportaciones de mercancías y el 4,2% de las importaciones. El gigante sudamericano ha incrementado su presencia como inversionista extranjero, especialmente en el desarrollo de infraestructura, donde -según fuentes brasileñas- el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (BNDES) ha financiado proyectos por 1 700 millones de dólares en los últimos cinco años.

La evolución económica brasileña ha sido compleja en períodos recientes, con un pronóstico de contracción del PIB de -1,0% este año y un incremento del 1,0% en 2016, que llegaría a 2,5% en 2020, aunque el país se mantiene con un enorme potencial de crecimiento y es la mayor economía latinoamericana.

Resumiendo, si bien la evolución previsible de los principales socios comerciales de Cuba en los próximos cinco años no será tan positiva como en períodos anteriores, existe un espacio para el crecimiento del intercambio a partir de los avances que nuestro país logre alcanzar. La gradual normalización de relaciones con Estados Unidos también actuará como un factor de impactos gradualmente favorables en el futuro, particularmente en sectores como el turismo en el corto plazo.

* El autor es asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s