Actualizando las perspectivas de la economía internacional para Cuba (II)


Barcos en el marielPor: José Luis Rodríguez*/Cubacontemporánea

Al analizar las perspectivas de la economía internacional para Cuba debemos tomar en consideración el nuevo escenario que se abre en el proceso gradual de normalización de relaciones con Estados Unidos que se acordara el pasado 17 de diciembre.

Como se ha señalado oportunamente, el principal obstáculo para esa normalización es la permanencia del bloqueo económico por parte del gobierno norteamericano, por lo que su completa eliminación es un prerrequisito esencial para poder avanzar. En este sentido se abren diferentes alternativas.

Por un lado, es cierto que la eliminación total del bloqueo requiere de la aprobación del Congreso, procedimiento que toma tiempo, aun suponiendo que no haya una oposición mayoritaria para ello. Por otro, también es cierto que el presidente Obama tiene potestades ejecutivas que le permiten adoptar decisiones que rebajarían el impacto de las medidas que mayor daño causan.

Al respecto, resulta de mucho interés un trabajo recientemente publicado bajo el título Conditions for Lifting the U.S. Trade Embargo Against Cuba (Condiciones para levantar el embargo comercial de EE.UU. contra Cuba).

En este documento se destaca que el bloqueo descansa en tres cuerpos legales principales: la Trading with the Enemy Act de 1917, la Foreign Assistance Act de 1961 y la Cuban Democracy Act de 1992, y se demuestra que en esas disposiciones existen provisiones que permiten al presidente de Estados Unidos tomar acciones unilaterales para modificar la aplicación del bloqueo a Cuba, aunque para su revocación total en caso de leyes específicamente dirigidas contra la Isla se requiera la aprobación del Congreso. En el análisis se incluyen estudios específicos de cómo se levantó el bloqueo a Rodhesia del Sur y a Sudáfrica como ejemplos de la aplicación de facultades presidenciales al respecto.

Por otra parte, representantes de los medios de negocios norteamericanos, interesados en desarrollar vínculos económicos con Cuba, han adoptado la estrategia de proponer iniciativas legales en el propio Congreso de Estados Unidos con el objetivo de desmontar parcialmente las disposiciones que norman el bloqueo.

En ese contexto, entre finales de enero y principios de febrero de este año se presentaron tres proyectos de ley en el Congreso norteamericano: dos en el Senado (S-299 Freedom to Travel to Cuba Act y S-491 Freedom to Export to Cuba Act), y uno en la Cámara de Representantes (HR-635 Promoting American Agriculture and Medical Exports to Cuba). Estos proyectos de ley se encaminan a desmontar parcialmente disposiciones hoy vigentes del cuerpo legal del bloqueo con vistas a impulsar el establecimiento gradual de relaciones comerciales entre los dos países.

Adicionalmente, en mayo se presentó el proyecto Ley del progreso digital y de las telecomunicaciones en Cuba, dirigido a aprobar la operación en Cuba de empresas como AT&T y Verizon. De igual modo, se acaba de constituir un lobby denominado Engage Cuba con el objetivo de promover el turismo hacia nuestro país, y también se ha constituido un comité de acción política con el título de New Cuba PAC, dirigido a apoyar a los políticos que defienden un cambio en la posición norteamericana hacia la Isla.

Desde luego, estas iniciativas también se enfrentan contra aquellas que  comienzan a promover los legisladores cubanoamericanos de ultraderecha para impedir la liquidación del bloqueo, aun cuando la mayoría de las encuestas realizadas entre distintos estratos del pueblo norteamericano se manifiestan contra el mantenimiento de esa política y a favor de la normalización de las relaciones bilaterales.

Por otro lado, las medidas adoptadas ejecutivamente por el presidente Obama hasta el momento tienen un impacto positivo, en tanto se incrementan las remesas autorizadas a Cuba de 2 000 a 8 000 dólares por persona al año; se permite la entrada a EE.UU. de ciudadanos norteamericanos que retornen de Cuba con compras de hasta 400 dólares por persona, incluyendo ron y tabaco hasta 100 dólares, y se flexibilizan los requisitos en las 12 categorías actualmente vigentes para la autorización de viajes no turísticos a nuestro país.

En este último aspecto se registró un crecimiento de 36% en la cifra de ciudadanos estadounidenses que visitaron Cuba de enero a inicios de mayo último en comparación con igual período de 2014, y la administración Obama ha aprobado cuatro licencias para viajes mediante servicios de ferry entre diferentes puntos de la Florida y La Habana.

Sin embargo, uno de los efectos de mayor significación a corto plazo del nuevo escenario posible de relaciones entre Cuba y EE.UU. se refiere a la repercusión que ha tenido el actual proceso en hombres de negocios y gobiernos de terceros países, que han acelerado su acercamiento a Cuba y se proyectan por una ampliación de los intercambios de todo tipo a corto plazo. Especialmente se destacan la reciente visita a La Habana del mandatario francés, François Hollande, y las declaraciones del presidente del Club de París, Bruno Bézard, de visita en nuestro país en marzo de 2015, cuando dijo que esperaba una renegociación en unos meses de una deuda cubana estimada entre 15 y 16 000 millones de dólares.

Otros temas deberán ser abordados en el proceso de normalización, entre ellos la solicitud de indemnización por las propiedades norteamericanas que nacionalizó el gobierno cubano, por las que los antiguos dueños reclaman alrededor de 8 000 millones de dólares. Igualmente, La Habana señala que también habrá que ventilar la solución a la Demanda del pueblo cubano contra el gobierno de Estados Unidos por los daños económicos ocasionados a Cuba, la cual establecía 121 000 millones de dólares en el año 2000, y la Demanda del pueblo de Cuba al gobierno de Estados Unidos por daños humanos, que reclamaba en 1999 una indemnización por la muerte de 3 478 personas y la incapacidad de 2 099.

* El autor es asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s