“Será una embajada o una ensubida”


sina-visado_cubaxdentro.wordpress.comPor: Dr. Néstor García Iturbe/Alianet.org

El tema de la apertura de la Embajada yanqui en la Habana sigue estando en un lugar importante del “Hit Parade” de la política internacional.

Recientemente, el Premio Nobel de la Paz, en una entrevista realizada por Jeff Mason y publicada por Reuters el día 2  de marzo, dijo que tenía esperanzas Estados Unidos pudiera  abrir su Embajada en Cuba antes de la reunión de la Cumbre de las Américas, que se efectuará en Panamá los días 10 y 11 de abril.

La apertura de Embajadas es un acto posterior al establecimiento, o restablecimiento en este caso, de las relaciones diplomáticas entre dos países. Para llegar a ese punto, Estados Unidos debe estar satisfecho con las acciones realizadas por Cuba y Cuba satisfecha por las acciones realizadas por Estados Unidos.  Debe haberse creado un clima de confianza mínimo, que asegure al menos una relación civilizada a pesar de las diferencias políticas e ideológicas que pudieran existir entre ambos países.

El día 28 de enero de 2015, dos días antes del pronunciamiento del señor Obama, nuestro presidente, el compañero Raúl Castro, en la III Cumbre de la CELAC, planteó el criterio de Cuba sobre situaciones que Estados Unidos debía resolver, para poder considerar el restablecimiento de relaciones, textualmente dijo:

¿Acaso podrían restablecerse las relaciones diplomáticas sin reanudar los servicios financieros a la Sección de Intereses de Cuba y su Oficina Consular en Washington, cortados como consecuencia del bloqueo financiero? ¿Cómo explicar el restablecimiento de relaciones diplomáticas sin que se retire a Cuba de la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo Internacional? ¿Cuál será, en lo adelante, la conducta de los diplomáticos estadounidenses en La Habana respecto a la observancia de las normas que establecen las Convenciones Internacionales para las Relaciones Diplomáticas y Consulares? Es lo que nuestra delegación ha dicho al Departamento de Estado en las conversaciones bilaterales de la semana pasada y se requerirán más reuniones para tratar estos temas.

El compañero Raúl lo planteó bien claro, se requieren más reuniones para tratar estos temas, es evidente que el problema se está enfocando desde dos puntos de vista. Cuba no está apurada, no ha fijado fecha para la apertura de su embajada en Washington. Estados Unidos ya fijó fecha, quiere hacerlo antes de la Cumbre de las Américas, si están tan apurados, lo único que tienen que hacer es solucionar de inmediato los problemas planteados por Cuba y pudieran abrir la Embajada el 15 de marzo. ( estuve pensando en la fecha del 10 de marzo, pero no me pareció muy adecuada después de todo el apoyo que le dio Estados Unidos a Batista)

Como en toda negociación con Estados Unidos, es difícil saber cuál es la verdadera posición de sus representantes.  Recordamos el convenio Migratorio que establecía “ hasta 20,000” visas y cuando fuimos a reclamar no habían cumplido, dijeron que era “hasta 20,000” que podían ser menos de 20,000 y ellos cumplían. Algo parecido sucedió con el Convenio Pesquero, que después de firmado llevaba toda una serie de aprobaciones que lo hizo inoperante. Hay que leer tres veces, volver a leer y recordar al Che, que dijo bien claro no podemos darles ni un tantito así.

Sobre el tema de la Lista de Países Patrocinadores del Terrorismo Internacional, el señor Kerry, Secretario de Estado emitió una declaración el propio día 27 de febrero en la que plantea que: “Hay negociaciones ahora mismo sobre la retomada de las relaciones diplomáticas. (…) La designación sobre países que promueven el terrorismo es un proceso separado, no es una negociación”… “Nada será hecho, con respeto a esa lista, hasta que la evaluación esté completa”, afirmó. Además de estas declaraciones, estimó que todo el proceso durará cerca de 45 días.

Al parecer, hay un problema de comunicación entre estos tres personajes, Obama, Kerry y la Jacobson, o nos están haciendo creer que dicho problema existe para ver cómo pueden lograr sus propósitos sin cumplir lo establecido por Raúl.

Si la mente no me falla Cuba tuvo el mismo problema que ahora tiene Venezuela, con la Embajada Yanqui. Venezuela tiene 17 personas en Washington y Estados Unidos tiene 150 en todo Venezuela.  ¿Cómo será esto en el futuro?  Ya Maduro les dijo que tenían que ajustarse a la reciprocidad 17 por 17. ¿Qué le diremos nosotros cuando resuelvan todo lo que planteó Raul, que son medidas previas al restablecimiento de relaciones?

Como expresé en el título, tenemos que cuidar que la Embajada no se convierta en una “Ensubida”, que no aumente el personal estadounidense en Cuba, que no aumente la injerencia en nuestros asuntos internos, que no aumente la subversión, que no aumenten las acciones tendientes a destruir la Revolución Cubana.

Que tengan su Embajada pero dentro de las normas y límites establecidos, tanto internacionalmente, como por el Gobierno Revolucionario de Cuba. Lo más pronto que puedan solucionar los temas que están pendientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s