El Rejunte Arte


10377253_10152446127223280_3591617398005817384_nPor: Martha L. Gala (@Marticacuba) y Lilian Cid Escalona (@lizz19861)

Jorge (Martínez) y Marcela (Copello) suman cerca de 9 años juntos, y de su unión, forjada sobre una pasión común por el mundo del arte y el magisterio, surgió El Rejunte. Un espacio de horizontalidad de arte con compromiso, que intenta desarrollar propuestas artísticas desde un dialogo participativo tanto en el proceso de construcción como de difusión de las mismas. 

El proyecto radica en Buenos Aires y cuenta con la participación de más de una veintena de artistas comprometidos con la idea de mejorar la calidad educativa enriqueciendo la propuesta pedagógica, con una modalidad (artística) que favorece la sensibilidad, la reflexión, la participación y la concientización a través del arte y la historia.

Jorge, Marcela y la propuesta que lideran estuvo presente en la XI Edición del Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios concluida recientemente en la capital cubana. Una oportunidad única que el equipo de CubaxDentro aprovechó para dialogar con los protagonistas de este espacio que ha rescatado muchos de los pasajes más duros de la historia de la hermana República Argentina.

La pregunta se impone, ¿por qué El Rejunte?

Marcela: El Rejunte Arte surgió de una forma graciosa. Resulta que tuvimos la suerte de poder comprar un terreno en un lugar bastante residencial en Buenos Aires y cuando los amigos se fueron enterando de que estábamos construyendo empezaron a donarnos de todo: puertas, muebles, una cama, colchones, entonces, terminamos por hacer una casa que era un rejunte (de todo lo que nos habían regalado).

Nuestra casa es un taller, y este taller, es nuestra casa. Trabajamos a puertas abiertas, entra y sale el que desee. Un poco también para desterrar todos los estigmas que existen para con la seguridad en las calles argentinas que nos hacen vivir bajo un estado de “inseguridad paranoica”. De esta manera, todos los que hoy conformamos el proyecto se fueron sumando hasta llegar a este grupo compacto, de unos 25 artistas de diferentes edades, ideologías y conceptos artísticos. Y bueno, esto también es un rejunte, como lo somos también nosotros dos, y todos caminamos por la vida con el único móvil de hacer arte y luchar desde nuestro lugar por un mundo mejor y para todos.

Según su presentación, tienen una idea central y es la de llevar la historia al arte, ¿Cómo surge?

Jorge: Una de las primeras cosas que hicimos es un proyecto relacionado con la situación traumática que constituyó el período de dictadura (1976-1983) en nuestro país y que dejó más de 30 mil desaparecidos, muchos exiliados y 500 niños secuestrados. Entonces, cuando íbamos a la escuela (ambos somos maestros de escuela) nos tocaba plantarnos delante de los pibes y hablarle de los desaparecidos, de secuestros, de torturas, pero el tema no dejaba de ser algo abstracto para ellos. De ahí parte la idea, para tratar que los chicos pudieran entender lo que fue este período en la Argentina.

Iniciamos haciendo entrevistas a madres, padres, hijos, ex detenidos, curas, abogados y tras cada hábeas corpus trabajaba con la imagen de la persona y todos los datos que estas entrevistas me proporcionaban terminaron convertidas en trabajos, cuadros que relatan historias.

Marcella: Las desapariciones son algo terrible, es el peor de los crímenes porque provoca la pérdida de tu propia identidad, la pérdida de la posibilidad del duelo, de llevar una flor a un cementerio, es la pérdida de la existencia.

La inspiración

Marcela: Altruismo, no hace falta morirse para ayudar al otro, hay distintas luchas,  y si con algo tan simple como el arte se puede contribuir a concientizar a los que no rodean pues es una especie de deber. Kandisky decía que el artista ha de llevar como una cruz la denuncia de lo que ocurría en su tiempo y esta es nuestra arma para mostrar, por ejemplo, ¿Qué le pasa a una persona en situación de encierro? ¿Qué le pasa a la madre de un desaparecido? ¿Qué pasa cuando uno es combatiente de las Malvinas? A veces nos preguntan ¿vos tenes un hijo desaparecido?, y nuestra respuesta siempre es la misma: no queremos tener un hijo desaparecido.

Jorge: No queremos llegar a viejos y decir qué hice de mi vida para tener un nieto desaparecido, entonces se trata de asumir un compromiso personal y ayudar a que podamos tener un planeta mejor.

SAM_6050

Marcella y Jorge en la XI Edición del Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios

¿Cómo se sienten en relación a los resultados que ha tenido la experiencia?

Marcella: En realidad nuestra ideología es trabajar desde lo comunitario, es decir,  que todos los proyectos partan desde el compromiso personal de querer contribuir a la sociedad. Estamos contentos, porque en general sentimos que hemos podido aportar.

¿Cómo llegan a Paradigmas?

Jorge: Llegamos a traves de un proyecto colectivo, en ocasión del Centenario de Cortázar del que fuimos parte y conocimos a una investigadora cubana del Instituto de Filosofía (Regina de la Caridad Agramonte) que le interesó nuestra labor en El Rejunte y nos invito a mostrarlo en Paradigmas. Nos animamos y aquí estamos.

¿Primera vez en Cuba? ¿Qué les parece?

Jorge: Si, es nuestra primera experiencia y la verdad es que estoy flotando. Hemos podido conocer un poco La Habana, caminar y  compartir y es completamente maravilloso, sorprendente. Aparejado va el plano de lo que nos ha hecho crecer estos días de contacto con el pueblo cubano, y con el resto de los colegas latinoamericanos y europeos. Me he quedado sorprendido y he podido probar la Cuba real, porque hemos viajado en la guagua y en los taxis compartidos, hemos conversado con la gente y tenemos una dimensión más allá de lo que es Cuba como destino turístico.

Desde su experiencia personal y siendo, como todos, ciudadanos de América, ¿cómo valoran la situación que se vive hoy en nuestro continente?

Jorge: Desde mi punto de vista hay un cambio muy positivo, nosotros salimos de un neoliberalismo que fue absolutamente terrible y por ello creo que estos gobiernos nuevos que tenemos tanto en nuestro país (Argentina) como en Uruguay, Cuba, Ecuador y Bolivia, etc. siguen un paradigma distinto, una mirada distinta donde, más allá de los errores que pueda tener cada proceso en sí, se ha trabajado desde el interior en pos de mejorar. En lo personal simpatizo mucho con la idea de ser más combativos que ha tomado auge en estos tiempos y pienso que se han reivindicado muchas cosas y que de manera general, estamos en un buen camino.

Fotos de los creadores del Rejunte Arte en Paradigmas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s