¿Qué me compraré?


Dualidad MonetariaPor: Dazra Novak/Cubacontemporánea

Entre las respuestas que he recibido a mi pregunta ¿qué harías si te encontraras una billetera llena de dinero?, que casi siempre son las mismas: “la conciencia no me dejaría dormir, tengo que devolverla” o “lo siento mucho, pero yo no la devuelvo, gracias” seguidas por, claro, una larga lista de cosas que se comprarían y problemas que se resolverían como por arte de magia, me sorprendió recibir esta: “bueno, pero ¿de qué moneda estamos hablando?”.

Justo la misma pregunta que taladró mi cerebro hace unos días cuando pisé, en plena calle 23, aquel papelito doblado cuyo valor no fui capaz de reconocer en un principio. Mejor que no fueran dólares, digo… ¿quizás euros o pesos convertibles?, ¿sería tan mala mi suerte como para que fueran pesos cubanos? Amagué con buscar algo en mi cartera mientras repasé la cara distraída de los caminantes, esperé la reacción de un posible dueño y me agaché como para abrocharme los cordones que… ¡qué cordones?

Recogí el billete y, sin siquiera mirarlo, lo guardé en el bolsillo trasero de mi pantalón. Por suerte, nadie gritó desde algún balcón, ningún almendrón frenó reclamando ser el dueño y no alcancé a ver viejito alguno revisando el pavimento con los espejuelos resbalados hasta la nariz. Caminé lo más rápido que pude –con la zozobra de una maleante perseguida– bajando por la calle G a fin de alejarme del lugar de los hechos, mientras ya saltaba en mi mente la cucarachita Martina: ¡Qué-me-compraré!

Ante el torrente de posibles cosas que acudió a mi lista me pregunté: ¿Qué es mejor en estos casos? ¿Remediar alguna carencia o complacer uno de esos gustos largamente aplazados por otras necesidades más imperiosas? ¿Guardarlo como idolillo de la suerte? ¿Sería yo capaz de dárselo a alguien más necesitado que yo, si fuere necesario?

¿Le cabría a este billete un delicioso chocolate Nestlé? ¿Arreglo mi librero o me voy a un restaurante? ¿Pinto el cuarto o me compro un vestido? ¿Me regalo una fiesta de cumpleaños o me voy a la piscina de un hotel? ¿Me voy una noche de parrandas o le pongo crédito al celular? ¿Me abro una cuenta en el banco para que creeezcan los intereses? ¿Compro un media player, un disco duro externo, un pernil, un ventilador, un saco de arroz brasileño, un…?

Sentada en el parque de H y 21 todavía me tomé unos minutos más antes de comprobar a cuánto ascendía realmente el precio de mi suerte. Traté de buscar en mi archivo personal y me estremecí al recordar que, efectivamente, era la primera vez que me encontraba algo en la calle y, sin más, emocionada, saqué el papelito y lo desdoblé, abrí los ojos y allí estaba: mi suerte, a pesar de su tierno e inofensivo verdecito claro, me aterrizó de golpe.

Porque, ¿qué se puede comprar hoy en Cuba –pregunto – con cinco pesos cubanos? Así quedó mi lista, por supuesto, con solo una opción a elegir: 5 torticas, 5 cucuruchos de maní (salado), 2 de maní garapiñado, 2 azucenas o 2 girasoles, 2 entradas para el cine, 1 taxi rutero de los nuevos, 1 chivirico, 1 paletica con cobertura de chocolate, 1 bolsa de rositas de maíz, 1 entrada para el teatro, 1 mazo de lechuga, 1 helado de barquillo, 1 vaso de jugo, ½ libra de pan.

También podrías guardarlo como amuleto –dice mi letra mirándome con cara de lástima–, eso, sin olvidar que en la vida hay gente que jamás se encontró nada.

Pero yo, también por esas promesas que me hago cada vez que se acerca un nuevo año, ni me dejé provocar, ni me decidí a gastarlo. Anoté en mi billete verdecito la fecha de hoy, la hora exacta y una carita sonriente. Saqué mi monedero y lo guardé cuidadosamente así, bien dobladito como se guardan los recuerdos, que es la misma manera en que se espera a la suerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s