Estudiantes de Ayotzinapa: ¿Misterio o crimen encubierto?


ayotzinapa.jpg

Una y otra vez al escuchar las noticias emitidas por los medios de comunicación vienen a mi cabeza las mismas preguntas. ¿Dónde estarán? ¿Por qué habrán desaparecido? ¿Aún virarán? ¿Quiénes serán los responsables?

Y es que por más que intento encontrarle una respuesta coherente, me siento en medio de una de las novelas de Agatha Christie, Arthur Conan Doyle o Maurice Leblanc, por lo que solo recurriendo a Hércules Poirot, Sherlock Holmes o Arsenio Lupin, podrá al mundo conocer la respuesta del acertijo.

Dos meses casi han transcurrido desde la desaparición, el pasado 26 de septiembre, de 43 universitarios estudiantes de magisterio -llamados en México normalistas- después de un fin de semana de violencia en Iguala, localidad del sur de la región de Guerrero.

El hecho, acaecido luego de que la policía de Iguala y miembros del cartel de drogas Guerreros Unidos, balearan  los autobuses tomados por los jóvenes para regresar a casa -una práctica habitual entre los estudiantes, que dicen verse obligados a ello ante la falta de ayuda del gobierno de Guerrero, una de las regiones más pobres de México-, ha causado en el país, una indignación pública sin precedente en los últimos tiempos.

Los alumnos, estudiantes de la universidad rural para maestros de Ayotzinaga -una comunidad cercana a la capital regional, Chilpancingo-, aseguran haber ido a Iguala para recaudar fondos para sus estudios y a pesar de ser catalogados de tendencias políticas radicales -pues han protagonizado protestas contra reformas políticas y por mejoras de sus condiciones de trabajos- negaron haberse manifestado en la ocasión.

Aunque en un principio, las autoridades habían reportado a más de 60 estudiantes desaparecidos, días después algunos jóvenes retornaron a sus escuelas o casas, tras haberse ocultado por miedo a represalias. En un intento de explicar o, al menos resolver el misterio, disímiles son las teorías que circulan a través de las redes informativas, aunque el punto de convergencia es que varios de los alumnos fueron  vistos por última vez a bordo de vehículos de la corporación policial local.

Hasta el momento, la fiscalía regional ha arrestado a 22 policías municipales ante la supuesta implicación en el dramático suceso, acusando a los agentes de haberse aliado con un grupo criminal para eliminar a los estudiantes. No obstante, todo indica que esto es solo la punta del iceberg de una intriga en la que podría estar involucrado el alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su secretario de seguridad pública, Felipe Flores, ambos en paradero desconocido desde entones. El temor de los familiares sobre el paradero de los estudiantes creció días atrás, cuando tres capturados de la banda criminal Guerreros Unidos, confesaron el asesinato de los normalistas, agregando que los cuerpos habían sido llevados al basurero de Cocula y quemados. No obstante, el Equipo Argentino de Antropología Forense encargado del análisis de la zona, asegura que los restos encontrados, no pertenecen a esto jóvenes.

En medio del afán por intentar mantener la calma, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, aseguró que la misión fundamental de su mandato actualmente es hallar a los 43 estudiantes, insistiendo que es “un gran reto para todo el Estado mexicano en su conjunto.

Una vez más, sucesos de este tipo no pasan por alto, y el reclamo, tanto dentro como fuera del territorio mexicano se vuelve cada vez más potente.

Mexico-desaparecidos-43-43Compañeros de los jóvenes atacaron el Palacio de Gobierno de Guerrero para protestar por el transcurso de las investigaciones. El la Ciudad de México, una marcha denominada “#43×43. Ni un desaparecido más” fue protagonizada por 85 instituciones civiles, cual concluyó con una concentración vestidos de blanco en el Zócalo de la Ciudad de México y una propuesta de carácter ciudadano para la reforma del estado.

En la ciudad de Oaxaca, donde llegó este lunes la caravana con los padres de los estudiantes desaparecidos, arropados por compañeros de los jóvenes y miles de personas solidarias, se registró un ataque contra la sede regional del partido gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI); y desde el domingo, en la Universidad Autónoma de México (UNAM) algunos estudiantes encapuchados mantienen bloqueada la puerta de la rectoría para impedir su trabajo, mientras que los estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras, donde el fin de semana se produjeron choques violentos entre estudiantes y policía, condenaron la violencia de cualquier tipo y declararon que el martes la facultad abrirá sus puertas para volver a la normalidad.

También en Buenos Aires se ha organizado una protesta frente a la embajada de México bajo el lema “Vivos se los llevaron, vivos los queremos” para exigir que se encuentre a los jóvenes. Por su parte, cientos de uruguayos han marchado en Montevideo expresando su malestar por el caso y denunciando la inacción del Gobierno. Mientras en Austria alrededor de 200 personas exigieron un compromiso de veracidad en los análisis de los restos humanos, hallados durante la investigación.

Cuba, no queda exenta de los reclamos mundiales, por lo que el pasado 21 de noviembre fue presentada una “Declaración de los estudiantes de Cuba en solidaridad con el estudiantado mexicano”, en la cual se expresó que los educandos de la isla, fieles a nuestra historia de solidaridad e internacionalismo, inspirados en el ejemplo de Martí y en las enseñanzas de Fidel, condenamos enérgicamente la tortura, el crimen, y las desapariciones, y ratifica que estamos junto al pueblo mexicano en su reclamo de justicia, cada escuela cubana es también una trinchera en su lucha por la verdad.

Los días pasan -y además de ponernos viejos- crece el desespero de familiares, amigos, conocidos y así todos los que odiamos las injusticia y esperamos una respuesta positiva para el caso de los estudiantes de Ayotzinaga. La fe en la justicia, aun no se ha perdido aunque para lograr que esta llegue – no solo a México- sea necesario el reclamo de muchos. Bajo el concepto de “Vivos se los llevaron y vivos los queremos” cientos de personas pretenden hacer temblar la corrupción que lastimosamente se vive y de la cual este ha sido solo un ejemplo, entre tantos que día a día, quedan sin cobertura mediática.

Fotos de las protestas y marchas en México y algunos países:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s