14ymedio, Yoani Sánchez y los médicos cubanos en África


14ymedioPor: Claudio Fernández Cabrera (cubaxdentro@yahoo.es)

Cuba, esta isla pequeña y bloqueada durante más de 50 años por la potencia militar y económica más grande que ha existido en la historia, sorprendió a muchos en el mundo cuando hace algunas semanas fue de los primeros países en ofrecer ayuda solidaria a los pueblos africanos afectados por el virus del Ébola.

Su acción no es de extrañar, pues numerosos son los ejemplos que se pueden encontrar de la solidaridad de nuestro país con otros pueblos que han sufrido catástrofes naturales o que han sido víctimas de terribles enfermedades, guerras, y agresiones imperialistas. El profundo sentimiento humano que caracteriza a la Revolución y al pueblo cubano se ha hecho patente en países como Nicaragua, Pakistán, Venezuela, Haití, los países centroamericanos cuando el azote del huracán Mitch, y por supuesto, los países africanos, donde la ayuda militar cubana fue decisiva para preservar la soberanía de Angola y el desplome del Apartheid en Sudáfrica.

El contingente de médicos enviados a esos países, respondiendo a la solicitud que hizo la ONU y la OMS tiene una alta preparación para luchar contra el virus mortal, el equipamiento necesario para evitar contagios, atender a las personas enfermas y contribuir en las labores preventivas para contener la epidemia del Ébola. No son novatos en el enfrentamiento a dolencias altamente contagiosas y potencialmente mortíferas, sin embargo, el Ébola es una enfermedad de cuidado, y solo el profundo sentimiento de humanidad y solidaridad que caracteriza a los cubanos inculcado durante más de 55 años de Revolución les da fuerza a esos doctores, enfermeros y auxiliares para enfrentarse a un ambiente adverso, a miles de kilómetros de su familia y seres queridos.

Médicos-cubanos-en-Sierra-Leona-580x495

La ONU lo reconoció, la OMS, también el ALBA, incluso los norteamericanos, tan asiduos criticones de las misiones médicas cubanas en el extranjero, se tragaron su habitual arrogancia y alabaron la postura cubana, así como su pronta respuesta a la solicitud de ayuda hecha a la comunidad internacional por los gobiernos de los países afectados.

Siendo ese el entorno internacional, y por supuesto, molestándole a muchos que durante décadas han hecho de la guerra económica, las mentiras, la difamación, el terrorismo y el odio a todo lo que huela a Cuba su propia cruzada contra 11 millones de infieles al Capitalismo, además de abanderados de las causas más recalcitrantes e injustas, no es de extrañar entonces que los lacayos llamados “disidentes” hayan alzado sus voces contra la misión humanitaria cubana en África. Tal es el caso de la señora Yoani Sánchez y su nuevo engendro periodístico 14ymedio. Parece que a la “famosa” bloguera le sobra el tiempo, claro, no trabaja, sino que le pagan subsidios de miles de dólares por inventar mentiras y tratar de que crean sus fantasiosas historias sobre el Socialismo Cubano, y en consecuencia trata de formar un debate en las redes sociales sobre si la ayuda cubana es mera politiquería o un acto de gran valor humano.

Con una pregunta tendenciosa, Yoani trata de politizar a la misión médica, y a la vez polarizar a la sociedad y al autoproclamado exilio cubano. Hambrienta de primicias en las primeras páginas de periódicos internacionales, y de ser noticia en las televisoras de más baja calaña de Miami, trata de menoscabar a cualquier precio los esfuerzos de Cuba por ayudar a las personas que cada día mueren o son contagiadas con Ébola.

Sin embargo, parece que ya la filóloga no logra esa atracción de mujer fatal sobre los medios de noticias internacionales, ni siquiera en los de Miami, con sus historias desteñidas y carentes de buen juicio. La fama que logró con sus famosas giras por Europa y Estados Unidos tratando de encontrar apoyo a su plan para la democracia y el respeto a los derechos humanos en Cuba, se fue desinflando con el tiempo y ya apenas es mencionada de pasada en alguna televisora de poca monta.

Su “famoso” periódico digital, 14ymedio, llamado a ser la plataforma que impulsaría una “prensa alternativa” sin control del Estado cubano, ha resultado ser un fracaso total, con contados seguidores, y con poca veracidad en sus noticias. Su interés en que fuera leído por multitud de cubanos en la Isla para evadir la “censura” por parte del Estado a los medios alternativos quedó volando como Matías Pérez, sin encontrar tierra donde aterrizar y prosperar. No es de extrañar entonces que su presunto interés en recabar opiniones contrarias a la ayuda cubana a África no haya sido reflejado en ningún medio de noticias, ni siquiera en el periódico abanderado de la ultraderecha miamense, El Nuevo Herald.

El intento manifiesto de enturbiar el gesto humano que tuvo el pueblo de Cuba en la lucha mundial contra la epidemia de Ébola en Sierra Leona, Guinea Konakry y Liberia, fue un efímero suspiro de alguien que no es capaz de entender la esencia de la solidaridad ni del internacionalismo, que se gana el pan de cada día colaborando con medios de prensa y potencias extranjeras para subvertir el orden interno y acabar con el modelo socialista de la Revolución Cubana.

Una persona como Yoani no puede comprender conceptos tales como humanidad, disposición, valentía, colaboración, solidaridad, amor al prójimo, porque sencillamente, su interés solo radica en ver cómo y por quién, puede seguir engordando su cuenta bancaria. Por eso Yoani no puede ir a África, por eso países del primer mundo no envían un ejército de batas blancas a luchar contra la enfermedad, sino a contingentes militares que afianzan guerras.

En consecuencia, nuestros médicos son héroes, y Yoani y su periodicucho solo marionetas alojadas en algún apartamento de cualquier edificio de La Habana. Las palabras justas para catalogar a nuestros hermanos en África las escribió nuestro Comandante en Jefe:

El personal médico que marcha a cualquier punto para salvar vidas, aún a riesgo de perder la suya, es el mayor ejemplo de solidaridad que puede ofrecer el ser humano, sobre todo cuando no está movido por interés material alguno”.

Eso, Yoani, son palabras sabias, que si tienes la valentía suficiente de publicarlas en tu periódico, quizás logres que gane un poco de credibilidad. Hasta entonces, 14ymedio es solo otra página web olvidada en Internet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s