Juan de Marcos: “No me interesa estar de moda, sino perdurar” (I)


juan-de-marcos-gonzalez1

A pesar de su apretadísima agenda, el músico cubano Juan de Marcos González, ex director de la agrupación Sierra Maestra y principal promotor del fenómeno Buena Vista Social Club, accedió amablemente a dialogar con CubaxDentro. Juan, quien a nuestro juicio no ha gozado de reflectores con la intensidad merecida dentro de Cuba, es un profundo conocedor de la música cubana, uno de sus principales defensores en la actualidad (y ya para su historia) a través de su trayectoria artística, pero también desde el discurso, tal y como lo muestra en sus respuestas al cuestionario de CubaxDentro. Juan entra con la manga al codo en asuntos que sin duda levantarán polémica. Fuimos intencionales en eso cuando lo convocamos, y el entrevistado respondió a la altura. Sin más, a partir de este momento solo servimos de puente entre Juan y el auditorio que, expectante, espera por escuchar cómo suena su tres aquí, en CubaxDentro.

CubaxDentro: Antes de involucrarse a tiempo completo con la música, Ud. incursionó en la hidráulica, la agronomía, con doctorado incluido… Recabamos información sobre sus inicios laborales y supimos de su paso por el Complejo Agroindustrial “Gregorio Arlee Mañalich” en Melena del Sur. Una antigua compañera recuerda las licencias culturales que se le expedían allí. ¿Qué significó aquella etapa para Juan de Marcos?

Juan de Marcos: Una etapa muy bonita. Estaba recién graduado de la Universidad y con un millón de ilusiones. Los colectivos en que trabajé fueron excelentes. En Melena del Sur conocí a mucha gente excepcional. Muchos de ellos ya fallecieron. Allí aprendí, o mejor, confirmé, que no hace falta tener educación superior para saber mucho. Trabajé en un Distrito cañero llamado “Sabana” y aun recuerdo el olor del central. Lamentablemente, en una decisión inopinada, el mismo fue cerrado. No sé qué habrá pasado con las personas que tenían su vida ligada a él, pero tienen que haber sufrido mucho. Es difícil despegarse de aquello que ha sido el pan desde la cuna.

En esa época trabajaba alrededor de 18 horas diarias (ya no llego a ese nivel y ando por las 12 o 13). Siempre he tenido una gran capacidad de trabajo. Compartía mis tareas como Ingeniero del Distrito cañero con la dirección de Sierra Maestra. Mi esposa (que trabajaba en el mismo central, pero en distinto distrito) y yo nos levantábamos a las 4:00 am y salíamos a trabajar. A las 5:00 pm regresábamos a la casa, pero la mayoría de las noches yo tenía o bien conciertos o ensayos. En 1982 me fui a la actual Universidad Agraria de La Habana donde trabajé como profesor e investigador hasta el 90 en que decidí dedicarme a la música a tiempo completo. Allí también disfruté de un tremendo colectivo de amigos. A algunos de ellos los considero hermanos.  En general fue un período muy provechoso.

CxD: ¿Por qué decide apostarlo todo a la música?

JDM: En 1991 ocurrió el derrumbe de la Unión Soviética y los países del Bloque del Este. Como conoces, la economía cubana estaba completamente subsidiada por estos países. Al haber estado previamente en ellos había estudiado y, de hecho, barruntaba esa posibilidad. Comenzó una crisis enorme que conocemos como Período Especial. Sabía perfectamente que con mi salario de profesor universitario no iba a poder sostener a mi familia y aposté por la música. Siempre fui un músico y el hecho de que no me dedicara por completo a esta profesión previamente fue un tributo a mi padre. Este fue también un sonero y rumbero de clase, pero consideraba que “ser músico no es tener una carrera”. Me quería médico, abogado, ingeniero, maestro o cualquier otra cosa. Y lo complací mientras pude. Insospechadamente tuve mucho éxito en este campo. Creo que soy el músico cubano que más discos ha vendido en el siglo XX, tal vez exceptuando a Gloria Estefan. La diferencia es que ella siempre hizo un trabajo comercial, mientras que yo me dediqué a las raíces de nuestra cultura. Y, mi orgullo, es que lo hice todo de forma independiente. Nunca tuve apoyo ni de los organismos culturales de Cuba ni de ninguna compañía grande. De hecho, siento cierto rechazo por las compañías mayores. Son una claque de explotadores cuyos ejecutivos muy raramente saben qué significa Fa Sostenido.

Al dedicarme a la música y bajo las extremadamente duras condiciones económicas en que vivíamos lo primero que hice fue abandonar el Marxismo Utópico que profesaba y comencé a cobrar mis derechos de autor (los que previamente donaba, imitando a Juan Almeida, a las Milicias de Tropas Territoriales y a la Revolución en general). De pronto me entraban miles de pesos que multiplicaban con creces mi salario de profesor. Y luego comencé a crear las bases para establecer una forma de trabajo independiente lo cual también me trajo beneficios.

Para serte honesto, adoro mi carrera y el circuito académico el cual, jamás, pensé abandonar. Mi idea era seguir siendo un músico a tiempo parcial y escribir temas y arreglos para mis amigos que estuvieran de moda al margen de mi trabajo docente e investigativo. Pero la vida me llevó a lo contrario. En la actualidad palío mi nostalgia dando conferencias en muchas universidades que me contratan (Dartmouth, Gaucher, Oxford, Goldsmith, UCLA, Cambridge, etc). Me gusta el olor del aula y la presencia de jóvenes atrevidos e inteligentes.

CxD: ¿Por qué “Sierra Maestra” fue el nombre que escogieron?

JDM: Teóricamente el Son es originario de esta zona y quisimos usar un nombre que nos identificara con ella. Recuerdo que celebramos nuestro 15 o 20 Aniversario, no recuerdo bien, haciendo una serie de conciertos allá. Muchas veces teníamos que subir las pendientes utilizando guinches para llegar a los pueblos mas alejados. En esa gira me divertí mucho con el difunto Ferrer, padre de Pedro Luis, que fue el organizador. Era un viejito increíble.

CxD: ¿Sigue colaborando con la agrupación?

JDM: En 1997 salí de la agrupación (ya había creado Buena Vista Social Club (BVSC), el Combo de Rubén González y el Afro-Cuban All Stars) y la banda consideró que no tenía tiempo para atenderlos a ellos. Nunca más hemos colaborado en el plano musical, pero hice una entrevista para un documental que hicieron por sus treinta años y mantenemos las mejores relaciones. Todavía allí tocan algunos de mis mejores amigos, gente con la que crecí (Eduardo Himely, Carlos Puisseaux, Alejandro Suarez, Virgilio Valdés, etc, son mis hermanos). Pero la decisión que tomaron fue correcta. Cuando hicimos el set de grabaciones conocido como las “sesiones de Buenavista Social Club” contraté a algunos de ellos (Luis Barzaga, Maceíto y Virgilio). De hecho, este último estuvo conmigo en el Carnegie Hall.

La historia de BVSC ha sido distorsionada o mal contada. En realidad Sierra Maestra constituye la causa directa de su existencia. En 1994 grabamos el disco “Dundumbanza” para el sello británico World Circuit y vendimos muchísimas copias, lo cual condujo a mi ulterior arreglo con tal sello para grabar en Cuba las sesiones mencionadas. Si no hubiese aprendido con Sierra Maestra a cultivar la música tradicional y a admirar a sus representantes esto no hubiera sucedido.

Hace unos años leí la síntesis de un panel de intelectuales cubanos sobre BVSC y me sorprendió oírlos hablar tanta mierda. Había gente que respeto mucho, como la Doctora María Teresa Linares, pero estaban completamente desinformados y repitiendo como papagallos los resúmenes de algunos artículos mediocres de Google.

CxD: Vamos a un punto esencial en su carrera musical que ya Ud. introdujo: Buena Vista Social Club. ¿Qué sensaciones le despierta recordar a los maravillosos “viejitos” (sobre todo a los que ya no están) que emocionadísimos lloraron al final de aquel tremendo concierto en el Carnegie Hall?

JDM: El proyecto fue algo maravilloso durante los tres primeros años. Para mí en lo personal fue un privilegio tener la posibilidad de dirigir músicos de ese calibre. Excelentes artistas y mejores personas. Y el concierto del Carnegie fue increíble.

buena-vista-social-club

BVSC en acción. Foto: Popmatters.com

Recuerdo que durante los primeros tours mi esposa, además de Administradora, era la enfermera-hija de los mayores y dándoles en tiempo sus correspondientes medicinas y atendiéndolos profesionalmente. En 1997 fue la primera gira con Afro-Cuban All Stars. Preparamos un show donde tocábamos la música de los tres discos, que es la forma en que se defiende y promueve la World Music. Era placentero oír a los viejos contar anécdotas de su juventud. Ibrahim contaba cuando en los cincuenta tuvo que tocar una “Fiesta de Perchero” con un trío creado especialmente para la ocasión. Eran Maracaibo, él y creo que uno de la familia de los Calzado. Lo cómico es que tenían que tocar desnudos, pero con medias, zapatos y corbata. Pío contaba de cuando se crió en una casa de putas donde era, como Toluouse-Lautrec, la mascota de las doñas. Y Planas –anticomunista- y Puntillita –comunista-, que fueron compañeros en la Sonora Matancera y eran como hermanos, siempre andaban discutiendo por cualquier cuestión política. Luego que Puntillita argumentaba Planas lo miraba, cirscunpecto y le decía: -No comas mierda, Puntilla. Eso era genial. Pasamos muy bien tiempo.

Pero la felicidad dura poco. Cuando Nick Gold (World Circuit) y yo creamos el proyecto lo hicimos por amor y por intereses culturales. Se pidieron prestados alrededor de 60 000 pounds al Lloyds Bank de Londres para financiarlo. No teníamos un centavo. Pensábamos tener un buen impacto en el mundo de la World Music y vender tal vez entre 100 000 y 300 000 discos, lo cual garantizaría cubrir la deuda y ganar algo. Pero, inopinadamente, los discos comenzaron a pegar a nivel comercial, lo cual trajo muchísimo dinero y, en consecuencia, las ambiciones de un grupo de individuos. Comenzó una guerra solapada entre los mismos para hacer beneficios. Entre los protagonistas se encontraban Daniel Florestano (quien fue mi Tour Manager con Sierra Maestra y a quien habíamos contratado para el grupo de Rubén, dada la cantidad de trabajo que teníamos -que nos llevó a tener que dividir las bandas-), David Flower (en menor grado), Wim Wenders (quien, por cierto, es un ladrón descarado que robó a mis músicos todas las regalías de su documental), Scott Southard (que era nuestro agente en USA) y otros más.

Y lo que comenzó como algo “bacán” se transformó en una guerra sucia por el dinero. Siempre he pensado que tener la cantidad necesaria para vivir decentemente es bueno. Pero cualquier sobrante es malo, desata las más bajas pasiones humanas. Así las cosas y siguiendo las enseñanzas transmitidas por mi difunto padre (“cuando veas morumba alrededor de ti, ¡¡¡pírate!!!”) decidí irme de la dirección del proyecto y A & R de World Circuit y continuar mi trabajo únicamente con el Afro-Cuban All Stars de forma independiente. En ello influyó, además, mi deseo de incorporar gente más joven y otros estilos musicales a mi trabajo. No se puede prolongar el éxito –dije a Nick- basándose en personas de la tercera edad, ya que todos tenemos que morir. Pero este, como había tenido éxito con lo que hizo una vez, quería repetir indefinidamente la misma fórmula de discos roomy y nostálgicos. Y yo quería fundar algo parecido a Fania o la Matancera, haciendo discos independientes a todos los miembros principales y promoviendo a todos dentro del mismo paquete. Lamentablemente no me escuchó, de lo cual hoy está arrepentido seguramente. Por supuesto, cuando me fui lo hice con todos los contratos por royalties debidamente firmados –lo estuvieron desde el principio- por lo cual obtengo beneficios (a nivel principal) de las ventas de todos los discos de las sesiones. Aunque no me hice abogado, mi preparación académica y conocimiento de idiomas me permite firmar muy bien los acuerdos (lo cual dice que mi puro, al final, no estaba equivocado en absoluto).

A partir de que abandoné, las cosas fueron poniéndose gradualmente peores. Y hoy no es lo mismo. Al final han caído en manos de un extranjero (Florestano) que impone sus criterios sin posibilidad de discusión. Durante mi tiempo al frente de las orquestas traté de enseñarle a mis músicos que se puede ser exitoso sin necesidad de olerle el culo a un extranjero, pero lamentablemente tantos años de estar encerrados en nosotros mismos han creado una mentalidad inconsciente o conscientemente dependiente del foráneo. Lo primero que hizo Florestano fue regalarles laptops de second hand –bajo el rótulo de “donaciones” a algunos miembros claves de las organizaciones culturales para ganarse su amistad y, a partir de ahí tomó el mando hasta hoy. Muy probablemente tales laptops hayan salido de la cuenta de Ibrahim Ferrer en España, la cual él administra o administraba. De la gente que comenzó conmigo han expulsado a uno que es como mi hermano (Angel Terry) y los otros permanecen bien callados para no atraer a “la pelona”. Florestano es un hombre talentoso y emprendedor. Pero también ambicioso y, como hombre de negocios, despiadado.

 Por supuesto que no hablo de BVSC, que no existe hace muchos años –desde la muerte de sus artistas principales- sino de lo que queda de él.

Con un poco más de tiempo te haría la “verdadera historia del tabaco” pero puedes encontrar muchas referencias en muchas entrevistas publicadas en la web.

CxD: ¿Estará en el “Adiós Tour”?

JDM: Por cierto, aunque fui el creador de esa idea, su director musical, A & R y productor no me han llamado, lo cual resulta lógico si se tiene en cuenta que no voy a ligar bien con la dirección del proyecto y puedo crear “tensiones”. Además, desde el punto de vista económico, no creo que quieran pagarme lo que cobro por una presentación.

Por otra parte, desde mi punto de vista, BVSC dio el Adiós hace muchos años, luego de la muerte de Ibrahim Ferrer (que fue como mi segundo padre). Lo que han hecho es tratar de perpetuar lo mismo y engañar a las audiencias. Nunca he entendido por qué han querido plantarse a vivir del pasado. Nunca le hicieron un disco a los remanentes de la orquesta. Del line-up original solo están Guajiro Mirabal, Omara, Barbarito y Eliades –que es el único de los vivos que cobra royalties conmigo-, los demás fueron músicos amigos que fui incorporando al proyecto durante los tiempos que estuve al frente, pero que no grabaron las sesiones (Aguaje, Filiberto, Albertico “La Noche”, etc). Por supuesto que es una excelente banda, pero NO es BVSC.

Algunos estuvieron en el concierto en el Carnegie Hall, donde la orquesta que tocó era básicamente Afro-Cuban All Stars bajo el nombre de Buenavista.

Se han hecho discos de Omara, el Guajiro –hace muchos años- y de Eliades, pero no del colectivo, lo cual es una lástima y justificaría su existencia.  Al margen de este “Buena Vista” existen muchos otros “Buenavistas” (Bar at Buena Vista, Live from Buena Vista, etc.), fundamentalmente en Europa, donde promotores corruptos engañan alegremente a las audiencias. Creo que soy el único que, a pesar de tener todo el derecho, no utiliza el nombre para vender tickets. Y ello se debe a que no soy un mentiroso.

En el pasado, Nick trató de eliminar esa competencia registrando el nombre como un Trade Mark. Pero la cosa no funcionó porque registró “Buena Vista Social Club” y los promotores avispados, usaron entonces solo la palabra “Buenavista”, la cual, lógicamente, no se puede registrar ya que hay miles de lugares con ese nombre en toda España, América Latina y los Estados Unidos.

CxD: Recientemente hubo una denuncia por la utilización de nombres similares a “Orquesta Buena Vista Social Club” por otros grupos…

JDM: Competencia por el Mercado. En mi opinión, como ya te he dicho, absolutamente nadie tiene el derecho de llamar Buenavista a ninguna agrupación. Ni siquiera la ya mencionada y que se considera oficial. Ellos, por supuesto, tienen las mejores opciones porque aun quedan algunos de los fundadores. Pero, por ejemplo, una orquesta donde se encuentren Felix Baloy, Guillermo Rubalcaba, Mazacote Carrillo, Salvador Repilado o Lázaro Villa tiene el mismo derecho de usar el nombre.

A partir de que los discos tuvieron éxito, los músicos populares trataron de engancharse del mismo asumiendo el repertorio –lo cual es absolutamente lógico- y también lo hicieron los administradores y gerentes de centros vinculados al turismo en un intento por obtener beneficios. De esta forma, tales gerentes organizaban bandas con grandes músicos de la tercera edad (que no estuvieron en el BVSC real porque ya no cabían y no por falta de potencialidad (Rolito, Armandito, Baloy, etc) y crearon alegremente sus propios Buenavistas para atraer el turismo. Como los shows son excelentes se convirtieron en una competencia de mis amigos fundadores o semi-fundadores que, ahora, están tratando de eliminar escollos.

Se trata de una diatriba de contenido absolutamente económico. Y la palabra denuncia no es adecuada, me parece, porque ello implicaría un plagio en que todos, con más o menos derecho, están envueltos.

Continuará…

Un comentario en “Juan de Marcos: “No me interesa estar de moda, sino perdurar” (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s