¿Por qué una Revolución en Cuba? (III Final)


fidel_thumb.jpg

Por: Eddy Mac Donald Torres (macdonald@gmail.com)
Cuando han transcurrido 55 años del triunfo revolucionario, es inadmisible no hacer algunas reflexiones en torno a su trascendencia como primer proyecto socialista en América, por su desafío al hegemonismo de la potencia imperial a unas millas de sus costas, que por demás ejercía como se ha explicado en brevísima alusión a algunos episodios y datos que ilustran estas expresiones  citadas en las entregas anteriores.

Las valoraciones del Doctor en Ciencias Históricas, Alberto Prieto Rozos develan una serie de características ineludibles en la interpretación del fenómeno que representó la victoria popular en 1959:

El triunfo de la Revolución Cubana el 1 de enero de 1959, significó un gigantesco paso de avance en la historia de América Latina, y un acontecimiento extraordinario en el ascenso del movimiento revolucionario mundial; demostró que no existían barreras infranqueables para un proceso decidido a llegar a su máximo desarrollo; todo dependía del sector social que ocupase el poder y de quienes lo dirigían.

En Cuba, tras la victoria se intervinieron las propiedades malversadas por los antiguos gobernantes, se rebajaron los alquileres para luego entregar la propiedad de los domicilios a sus inquilinos, se dictó una ley de Reforma Agraria que expropió los latifundios e hizo surgir al lado de la pequeña propiedad campesina a cooperativas y granjas estatales, se transformaron los cuarteles en escuelas, se fundaron milicias –de obreros, campesinos, estudiantes e intelectuales-, se nacionalizaron los bancos y demás compañías extranjeras, se estatizaron cuatrocientas empresas propiedad de criollos, se constituyeron en los barrios Comités de Defensa de la Revolución, y se llegó así a establecer una sociedad de carácter socialista, que ulteriormente se fortaleció al unificarse las tres principales organizaciones revolucionarias (M-26-7, Partido Socialista Popular, DR-13-M) en las filas del Partido Comunista.

La utopía en Cuba encauza la reconfiguración de un humanismo para nada inerte sino crítico y combativo, máxime cuando esta se produce desde bases realizables y concretas, vinculando la teoría y la praxis para alcanzar objetivos elevados que es hacer una revolución social -al decir del héroe nacional- con todos y para el bien de todos. La gesta cubana cambió la historia de esta zona del mundo al hacer añicos los frenos que interpone el institucionalismo burgués a la emancipación social, para Claudio Katz académico y economista argentino la Revolución cubana: …Transformó una revolución democrática en una transición socialista, trastocando por completo el pensamiento de izquierda. Los guerrilleros del Movimiento 26 de Julio refutaron las concepciones que objetaban la posibilidad de un desenvolvimiento socialista en Latinoamérica…

Los principales dirigentes de la Revolución tuvieron no solo la necesidad de radicalizar el proceso como resultado de un enfrentamiento cada vez in crescendo con los Estados Unidos sino la intuición de que el camino ineludiblemente tendría que ser socialista. El impacto de Cuba, por su obra solidaria con los demás pueblos del mundo después de haber cumplido con las promesas hechas de un futuro mejor con la anuencia y el concurso de la inmensa mayoría popular en la construcción de un ideal social, es perdurable, máxime en tiempos de cambios y resurrecciones de los valores más auténticos de los pueblos latinoamericanos, he ahí su fuerza, sin llegar a las idealizaciones continúa siendo un paradigma.

Muchos autores inscriben que el socialismo en Latinoamérica, para ser auténtico no puede construirse copiando modelos, aún cuando hayan sido exitosos en su momento en otras latitudes y circunstancias. Este, por tanto, debe fundarse en la realidad más concreta de sus pueblos. Comprende que debe erigirse con una teoría crítica que sustente una cultura de resistencia y de defensa de lo esencial de los pueblos en pro de la independencia, soberanía y desarrollo. Este enfoque teórico-práctico ubica al ser humano como sujeto del cambio social e histórico en diálogo permanente con la realidad que anhela aprehender.

La aspiración que logra verse en la Revolución Cubana y por la que lucharon Fidel Castro y muchas mujeres y hombres del pueblo no muere, pues las causas originales aún existen en buena parte del mundo. La obra revolucionaria en estos más que otros momentos constituye una necesidad insoslayable su estudio, difusión y comprensión no mimética sino adaptada a las condiciones actuales que permita proyectar hacia el futuro grandes avenidas, por las que transiten en diálogo armónico las realizaciones y las críticas, diversas y sembradas con árboles de raíces propias.

Referencias Bibliográficas:

1.- Alzugaray Treto, Carlos: Crónica de un fracaso imperial, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2008.

 2.-  Arboleya Cervera, Jesús: La Revolución del otro mundo. Un análisis histórico de la Revolución Cubana, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2008.

3.- Castro, Fidel: La Historia me Absolverá, Edición Anotada, Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana, 2005.

  4.- Galeano, Eduardo: Las venas abiertas de América Latina, Fondo Editorial Casa de las Américas, 2004.

  5.- Massón Sena, Caridad, Compilación: Comunismo, socialismo y nacionalismo en Cuba (1920-1958). Fernando Martínez Heredia: El proceso revolucionario cubano de 1953 a 1958 y su significado, en Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello, 2013.

6.- Katz, Claudio: Intervención en el Simposio El significado de la Revolución cubana hoy, recogido en e l texto: 1959: Una rebelión contra las oligarquías y los dogmas revolucionarios. Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello, Ruth Casa Editorial, La Habana, 2009.

7.- Prieto Rozos, Alberto: Visión íntegra de América.

Material audiovisual:

– Álvarez, Santiago: La guerra necesaria, documental transmitido por la Televisión  Cubana en el espacio Mesa Redonda.

2 comentarios en “¿Por qué una Revolución en Cuba? (III Final)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s