La estafa de Cuquita la mora en Contramaestre, Cuba


0 Por Arnoldo Fernández Verdecia. caracoldeagua@cultstgo.cult.cu/ Tomado de Caracol de Agua

Acudimos al cine teatro de la ciudad. Célebre humorista actuará para Contramaestre. Expectativas florecen en masa. El precio de la entrada promete un espectáculo por todo lo alto. La cávala del día, a pesar de ser martes, no ofrece pistas negativas. “Cuquita la mora, tranquila y sin demora”,  anuncia a través de la radio local, una noche inolvidable. La hora se confabula para el éxito: 8:30pm.

En honor a la verdad, dudé sobre la capacidad de convocatoria de esta actriz, sin embargo, debo inclinar la cabeza, a las 9.00 pm, más de quinientas personas abarrotan la sala principal del Bélic. Previamente algunos clics de videos identificados con el nombre: “LA MOSTRA DEL HUMOR”, arrancan risas y aplausos. La gente cree que el espectáculo superará el aperitivo servido en la pantalla.

Al encenderse las luces del escenario, aparece Cuquita la mora; aplauso cerrado. Sus ojos recorren la sala. Entonces sucede lo increíble. Frases de mal gusto, cuentos de humor negro y  vulgares juegos de participación,  donde niños y niñas son protagonistas, se adueñan del “prometido espectáculo”.

Jineteras y mujeres infieles y desesperadas por viajar al extranjero colorean su propuesta. Las malas palabras, con un teatro lleno de niños y niñas, no se les pueden perdonar. No faltan tampoco calificativos rocambolescos contra homosexuales y lesbianas.

Los hombres no escapan a sus vituperios, desde construcciones facilistas alusivas a tamaños del pene, hasta la “cómica” forma de hablar de los orientales.

Al bajar el telón, no hay aplauso cerrado. La estafa de Cuquita la mora se hace realidad. Un precio bien caro por la entrada y un espectáculo donde primó el facilismo, el choteo incisivo y el mal gusto,  fueron el regalo de esta “artista”, a las personas de mi pueblo, en el inicio del verano.

Anuncios

5 comentarios en “La estafa de Cuquita la mora en Contramaestre, Cuba

  1. El humor requiere de muchas variantes para entrar en las personas, creo que puede ser un estilo un tanto incómodo quienes no están acostumbradas a eso, no todos saben hacer reir como pánfilo, pero las funciones a las 8 y 30 de la noche nunca son para niños, en todo caso no estuve allí para dar razón de quién es culpable, ese es el precio de la marginación cultural que sefre nuestro pais.

  2. Qué “alegría para mi gente” sugiere esta propuesta que llega de tan lejos en medio del verano 2014. Y es el centro del cine, cultura y otros, quienes promueven cosas como estas como si fueran en verdad, un espectáculo para el disfrute de todos. Mientras aplaudemos seguimos cayendo en la trampa,cerramos el telón a opciones más dignas…

  3. ahora se ha vuelto una moda para los humoristas hacer reir con los vulgares chistes de homosexualidad,las malas palabras y los chistes de negros por solo citar algunas de las formas que nuestros humoristas acuden para hacer reir al cubano,sin ver que van cayendo en la decadencia y en la vulgaridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s