Díaz-Balart y las asunciones tácitas

diaz-balart

Por Juan Manuel Alvarez Tur (@Alvarez_Tur)

A raíz de un artículo que señala la posibilidad de que se habilite una licencia para que los ciudadanos de Estados Unidos (privados de su libertad para elegir cualquier destino de viaje) puedan visitar Cuba, y la consecuente aparición del nombre de Mario Díaz-Balart, como era de esperar, en oposición a la idea, he decidido exponer algunos criterios sobre esa actitud tan recurrente y a la vez fuera de época.
Díaz-Balart, una persona “muy democrática” que le pregunta a la gente cómo piensa para representarla en serio, sostiene que cualquier medida que contribuya a inyectar capital al “régimen dictatorial”, “abusivo” y “represivo” que “vivimos” en Cuba es un despropósito. Vamos a interpretar la postura desde nuestra orilla. La de Díaz-Balart es (a mi juicio) sesgada, decimonónica, fría, no cambia, escurridiza y quiere perpetuar el típico diálogo entre sordos: todo lo que tenga visos de flexibilizar la política norteamericana contra Cuba hace más fuerte al Gobierno de la isla, dotándolo de una mayor capacidad para “engañar” a los millones de cubanos y cubanas.

Lo que hacen, y parece que ni se dan cuenta de ello, es asumir, de manera tácita, que de liberar al sistema económico norteamericano de sus ataduras respecto a Cuba, nuestro Gobierno tendría más posibilidades de salir adelante de la difícil coyuntura en que nos encontramos, de sostener las conquistas sociales, mejorarlas y ser menos vulnerable a los bandazos económicos que provoca la actual crisis sistémica capitalista. ¿Por qué no nos demuestran que “suavizando”, “aliviando” el bloqueo económico, la vida sigue igual? ¿Por qué siguen dejando la pelota (entiéndase, la “coartada” que quizás usamos de más y a veces sin venir al caso) picando en el aire?

Las declaraciones de Díaz-Balart, Rubio, Ros-Lehtinen, y compañía, hacen enervar a las personas con un nivel muy básico de cultura política y capacidad para discernir lo que vale la pena, lo que debe atenderse. Están enclaustrados en sus rencores, sus ilusiones, y sus prebendas también.

Tampoco nos creamos el cuento de que cuando flexibilizan lo hacen como un “acto de buena fe” con sus ciudadanos o con nosotros, o con la intención de aceptar que finalmente con disposiciones unilaterales y mecanismos coercitivos no podrán cambiar el régimen vigente. Como dijo en una ocasión el presidente Raúl Castro, tengamos conciencia de que el enemigo histórico de la soberanía cubana “nunca dejará de ser agresivo, dominante y traicionero”, de eso sabemos bastante, solo hay que acudir a la Historia y no olvidarla. Hasta hoy, salvo alguna posible excepción que dejo de reserva para no no ser absoluto, toda medida tomada por Estados Unidos en torno al diferendo con Cuba, ha tenido una muy marcada intención de reformular la hegemonía, pero de otro modo, utilizando las nuevas oportunidades que se van generando.

Díaz-Balart no va a cambiar. Como decían varios de mis compañeros naturales de Marcané cuando compartíamos la inefable vida del Servicio Militar: “ya él se muere así”. Sus presupuestos teóricos le impiden aceptar que muchos cubanos se aprovechan de la Ley de Ajuste Cubano, pero aspirando a regresar pronto para ver a los suyos, ayudarlos con la economía, ser extranjeros en la tierra que los vio nacer o simplemente para retornar definitivamente. Obvio, eso arrambla con la tesis de la “persecución política”, el sofisma que sustenta la ley en sí. ¿Cómo aquellos que salen del “infierno” son capaces de regresar a él? Mario es de esas personas que pasan por la vida sin entender que en ella, decía Heráclito, “lo único que no cambia es el cambio mismo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s