Mabel Gay: Tengo deseos de trabajar y la meta de superarme


Mabel Gay

El triple salto es de esas especialidades imprescindibles a la hora de pensar en resultados de categoría dentro del atletismo cubano. Varios nombres, entre hombres y mujeres, le han asegurado a Cuba un boleto para codearse con la élite en los eventos más importantes del planeta en los últimos años.

En el recién finalizado Campeonato mundial de Moscú, el triple de la Mayor de las Antillas se hizo presente, por intermedio del subtitulo de Pedro Pablo Pichardo y el quinto puesto de Mabel Gay (14.45 SB). Esta última, protagonista de una actuación favorable durante el quinto Campeonato Mundial de su carrera al que llegó con marca B y escasas probabilidades.

Al día de hoy, en su mente coexisten los recuerdos de su incursión en la capital rusa, al tiempo que se muestra con buen ánimo para enfrentar un 2014 con la mira puesta, sobre todo, en el Campeonato Mundial bajo techo (Sopot) con la misión de sostenerse en el podio luego de su bronce en la edición precedente de Estambul 2012.

A criterio personal, ¿Moscú 2013?

Para mí fue excelente, sobre todo porque no tuve una buena preparación durante el año producto de varias situaciones como la ausencia de mi entrenador Milán Matos y también algunas lesiones que tuve que superar en el camino.

La pasada temporada fue de las más complejas en toda en mi carrera deportiva y no fue de buenos resultados. Fui al Mundial con marca B debido a los factores que te decía y que imposibilitaron que llegara en forma óptima.

En la competencia me concentré siempre en los objetivos que había definido con mi entrenador y salí a buscar un buen resultado.

No alcancé medallas pero, cumplí con todas mis expectativas y casi sin competencias en el año logré incluirme entre las cinco primeras. Me siento contenta porque pude mejorar mi marca para la temporada y esto siempre deja un buen sabor a plano personal.

Durante 2013, el salto triple femenino sufrió con la salida repentina de su entrenador principal Milán Mato. ¿Cómo influyó el cambio?

Pienso que fui la más afectada de todas las integrantes del equipo, sufrí mucho cuando se fue mi entrenador Milán Matos debido al tiempo que tuve entrenando junto a él. Me deprimí bastante, tengo que decirlo y hasta pensé que no me iba adaptar a un nuevo sistema de entrenamiento.

Sin embargo, la decisión de que Yoelbi Quesada se encargara del equipo fue muy sabia ya que él se había desempeñado como asesor del equipo y conocía las especificidades de cada cual, además de su calidad como atleta.

Todo cambio es complicado y a mí me costó bastante tomarle el ritmo, pero Yoelbi me ayudó mucho a recuperar la confianza y su trabajo salió a relucir en el mundial. Es cierto que le tocó una tarea muy difícil pero hasta hoy va siendo excelente su conducción.

¿Y el equipo?

A inicio de este nuevo curso tuvimos una reunión con Yoelbi para definir y trazar nuestras estrategias para la próxima temporada. El sistema de trabajo se basa en la comunicación, disciplina, entrega y respeto mutuo.

Yoelbi es una gran persona, y nos apoyó muchísimo en la última etapa de la preparación con vista al mundial, sabemos que también lo difícil que es para un entrenador nuevo mantener el prestigio de una escuela como la nuestra y es uno de los objetivos que tenemos para esta temporada. Él nos pedía confianza, y eso lo que le hemos dado, confianza para trabajar y salir adelante.

Te preparas para una nueva temporada, y asumes el rol de primera figura del salto triple femenino cubano. ¿Cómo asumes la responsabilidad?

Asumir el rol principal dentro del equipo es una posición de mucho compromiso, pero me toca porque soy la que mayor experiencia tiene entre todas las integrantes del equipo. Es un reto pero tengo el deseo de trabajar y la meta de superarme.

De manera general las muchachas están bastante motivadas y muy unidas, que es lo importante para lograr un gran resultado. Sabemos que es una especialidad individual pero nos sentimos y trabajamos como un equipo. Yoelbi nos ha devuelto esa virtud.

¿Qué momento vive tu carrera?

Es un gran momento; la experiencia en el Mundial me devolvió los deseos y la motivación pues tenía casi decidido retirarme. La unidad dentro del equipo me ha dado más confianza en mí misma y tengo mucha voluntad de superarme y entregarme cada día completamente.

Lo más cercano es el Mundial Bajo Techo en Sopot, Polonia. ¿Proyecciones para este nuevo compromiso?

Estoy clasificada y saldré optimista para buscar un buen resultado y la preparación que estamos haciendo está encaminada con vistas a ello. Hoy el nivel es bastante parejo, y se demostró en el Mundial por lo que tengo que salir siempre a buscar un buen salto. Luchar por una medalla es el objetivo principal.

¿Qué valoración te merecen las principales exponentes del salto triple femenino a nivel internacional?

Las rivales no han variado mucho, pero si pude observar buenas proyecciones en figuras que despuntan como la rusa Ekaterina Koneva y la jamaicana Kimberly William, ambas con características a tener en cuenta que las suman al grupo de las ya establecidas.

Hoy hay mucha rivalidad entre todas, la verdad no puedes confiarte en ningún momento de la competencia.

 

Mabel Gay_DeporCuba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s