Conocí a dos héroes de la Cuba de hoy


UCI

Randy Otero Jiménez rotero@uci.cu

Si, héroes de la Cuba de hoy, no como los de EE.UU. que tienen arcos y flechas o super poderes o controlan al mundo con su mente. Los que conocí son dos ex agentes de la Seguridad del Estado cubano, Raúl Antonio Capote(Daniel) y Frank Carlos Vázquez(Robin).

He tenido en estos días de universidad la oportunidad de estar en sus conferencias donde nos explicaron como estuvieron desmoronando los planes del imperio del Tío Sam contra nuestra patria, cultura, valores y principalmente juventud. De esos encuentros me fui mucho mejor preparado y claro sobre las intenciones y métodos que utiliza el imperio para derrocar nuestro pueblo, en muchos casos ya utilizados para derrocar otros pueblos como Yugoslavia y la antigua Unión Soviética.

Y es que como cubanos creemos en muchas ocasiones que lo sabemos todo, intrínseco de nuestra cultura, algo que explicaba incluso Capote en una de sus conferencias, el cubano es por naturaleza disidente y le encanta criticarlo todo. Porque hago este comentario, es que en nuestra juventud es muy natural encontrar jóvenes que cuando se les habla del enemigo, de los EE.UU lo ven como el discurso político, o el conocido teque, es decir, lo que no necesitan saber para vivir.

Después de escuchar a Daniel y a Robin uno se percata que pecamos de inocentes, y esa puede ser nuestra mayor debilidad, gracias a esa inocencia muchos cayeron. Con sus experiencias nos demostraron que alejados estamos en muchísimas ocasiones de la realidad y de los entramados planes que se fabrican muy pero muy por debajo de lo concebible.

Una de las cosas que más me impresionó fue el nivel de experticia y detalle que han alcanzado sobre todo Capote para percatarse de cualquier plan invisible a los ojos de muchos, por supuesto, después de estar tantos años trabajando para la mayor agencia de espionaje y desestabilización del mundo es imposible no aprender de los mejores, y es que nos explicaba cada detalle y cada elemento utilizado para persuadir y subvertir ideales que son imperceptibles. Se pudiera citar como ejemplo el caso de la música y el tratamiento que le dan a los grupos musicales con productores que eleven su trabajo y las condiciones para crear un arte contestatario y opositor, o la denigración de la mujer cubana a través de géneros como el reggaetón.

Otro de los temas que más caló en mí fue cuándo resaltaban la labor de los agentes de nuestra seguridad nacional, para algunos considerados como chivatos, claro a los que les fastidian los negocios ilegales, así como también de la manera en que nos hablaron de la convicción y disposición que tenían en su época la juventud para ingresar en esa organización y defender nuestra patria. Hoy no es así, pasa en muchas ocasiones porque desconocemos el trabajo real de ellos, nos explicaban que muchos de los agentes morían como contra revolucionarios repudiados hasta por sus familias, como el caso de Percy Francisco Alvarado, que su padres murieron pensando que era un traidor. Robin en su caso particular perdió su matrimonio al tener que cumplir la misión de vivir en el extranjero y Capote tuvo que sufrir, después de ser revelado su trabajo, que su hermana en los EE.UU fuera secuestrada porque su padre, al conocer su trabajo, empezó a integrarse con organizaciones a favor de nuestro país y de Venezuela, o el despido de su madre del trabajo porque le dijeron explícitamente que tenía un hijo de la seguridad del estado cubano, todo esto cuando estaba a punto de operarse de cáncer, perdiendo así el seguro médico que de paso no cubría una operación de $230 000.

Como personas humanas y cubanas que son, en Darío vi el reflejo de un hombre sensible cuando toca temas profundos como el de su familia y el tiempo (5 años) que le costó el divorcio y años que estuvo alejado de su hija. Nos contó la experiencia de ir a un hospital de niños destruidos por las drogas con lágrimas en los ojos. En esos momentos pensaba en su niña y en la seguridad en la que vivía, algo que deseaba también para los pequeños de aquel país.

De capote me impresionó su convicción ideológica de Comunista, hacía muchos años que no veía en vivo a una persona rectificar de tal forma sus ideales y sentirlos tan profundamente, vi a un líder al que seguir, un hombre al cual vale la pena escuchar, la claridad de sus ideas y el sentido agudo y despierto para percibir la mano del enemigo, me recordó a Raúl –el General de Ejército- y su fuerza a la hora de criticar lo mal hecho.

Realmente fue una experiencia muy gratificante para mí, un cubano amante de nuestra Revolución y sus logros, crítico de los males que nos aquejan. Ahora más claro sobre las intenciones y vías que utiliza nuestro enemigo para tratar de derrumbar este proceso.

A los jóvenes que me lea lo insto a instruirse, a ser cultos para ser libres. La ingenuidad incita a la subversión ideológica, vean el reflejo en Venezuela, como muchos después de lo que ha hecho el chavismo son manipulados por la propaganda derechista. Hay que conocer cuáles son sus intenciones y la única forma de resistir es estar claros de nuestros ideales revolucionaros, socialistas y cubanos.

Comparto algo que siempre llevo presente, la frase de Fidel donde explica que los únicos que pueden hacer caer nuestra patria, logros y revolución somos nosotros mismos y como me enseñó mi padre: los malos triunfan cuando los hombres buenos no hacen nada.

Anuncios

3 comentarios en “Conocí a dos héroes de la Cuba de hoy

  1. Bueno yo tuve la oportunidad de participar en uno de estos encuentros y quisiera decir que este ha sido una de las cosas mas emocionantes y a la vez tristes que me ha ocurrido pensar que en algun lugar del mundo hay personas que de una forma o otra nos estan defendiendo, defendiendo lo que tanta sangre costó, sin ningun compromiso con nadie en especial solo el compromizo con la Patria, la Revolución y la labor cumplida. Muchas gracias a estos agentes por el trabajo que han realizado y los que en alguna parte de el mundo lo estan haciendo aún Un abrazo de un revolucionario que los admira
    Osniel

  2. […] El 14 de mayo del 2004 a las 16:00 horas se reunieron en la residencia de un funcionario estadounidense, destacado en la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana (SINA), Francisco Sáenz, un grupo variopinto de funcionarios yanquis, funcionarios diplomáticos de países aliados del gobierno de los Estados Unidos y oficiales de la CIA. Invitado especial, el profesor universitario y escritor, Raúl Capote. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s