Aumento del turismo, disminución de los ingresos: ¿paradójico verdad?


image

Dunnia Castillo Galán – dunnia@uci.cu – Es usual escuchar en nuestros programas informativos anunciar el aumento del número de turistas que llegan hasta la bella Cuba para disfrutar de sus bondades. Comparaciones con iguales períodos de años anteriores, regocijos ante la diversificación del mercado, así como la socialización de planes futuros en el sector son reiterados con frecuencia en los medios de comunicación.

No es secreto para nadie que ante los agudos problemas que presenta la economía cubana -donde aún no hemos logrado sustituir las importaciones y continuamos obligados a comprar la mayor parte de los productos básicos-, el sector del turismo ha constituido una vía de ingreso de dinero al país para poder sufragar una serie de gasto. De aquí la imperiosa necesidad de maximizar el ingreso de turistas al país.

En el recién finalizado año 2012, según información divulgada por el Ministerio del Turismo (MINTUR), Cuba recibió 2 millones 838.468 vacacionistas extranjeros, lo cual representa un incremento de 4,5 por ciento en el arribo de visitantes respecto al año anterior y una cifra récord para esta industria que constituye la segunda fuente de ingreso de divisas al país.

Sin embargo, hoy estamos viviendo un factor a la inversa: aumentamos en el número de visitantes, pero disminuimos en la cantidad de dinero recaudado. Si se consideran los ritmos de crecimiento medio de los ingresos asociados al turismo por cada 5 años desde 1991, se presenta una tendencia decreciente irrestricta: 1991-1995(28%), 1996-2000 (9,9%), 2001-2005 (6,8%) y 2006-2010 (1%).

image

Con el objetivo de eliminar esta problemática, hoy las prioridades gubernamentales respecto al sector se centran en la urgente necesidad de diversificar el producto turístico para atraer un mayor número de visitantes, sobre todo, aquellos con un desarrollo económico elevado, es por esto que se están priorizando proyectos que impulsen la infraestructura extra-hotelera y muy especialmente los campos de golf, marinas y parques temáticos, aunque también deben tenerse en cuenta opciones de turismo de salud y ecológico.

Actualmente el país trabaja en la creación de obras de importancia como La Zona Especial de Desarrollo del Mariel se convertirá en el Polígono Industrial más importante del Caribe, el proyecto del puerto de La Habana donde podrá disfrutarse de un turismo de lujo con una terminal de cruceros, paseos marítimos y alquiler de yates, entre otras opciones y la construcción de la Golf and Marina Punta Colorada en Guanahacabibes en Pinar del Río.

No obstante, para lograr un verdadero desarrollo del sector hay que implementar alternativas mucho más ambiciosas que las proyectadas hasta ahora como la amplificación de tur operadores cubanos, diversificación de los vuelos de nuestras agencias para evitar que sean líneas extranjeras las que ingresen el pago por este servicio, así como transitar de la modalidad de todo incluido a pago en efectivo, lo que evidentemente aumentará los ingresos.

Las opciones están dadas desde hace algún tiempo por economistas e investigadores cubanos del tema. El reto ahora está en aplicarlas con efectividad para devolver a la empresa turística el primordial papel que en las últimas décadas ha llevado en el desarrollo de nuestra economía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s